Economía

FBI investiga uso de información privilegiada de KPMG

12 febrero 2014 4:52 Última actualización 09 abril 2013 21:9

Reuters
 
En un caso que podría sacudir a una de las mayores firmas contables del mundo, KPMG dijo que renunció como auditor de dos empresas grandes de Estados Unidos, mientras que el FBI inició el martes una investigación por uso de información privilegiada que involucra a un ex socio de la firma.
 
Las empresas -el grupo de productos nutricionales Herbalife Ltd y el fabricante de zapatos Skechers USA Inc - dijeron por separado que KPMG renunció como auditor por la conexión con las denuncias de filtraciones de información privilegiada.
 
La oficina del FBI en Los Ángeles está investigando la denuncia, de acuerdo con una fuente cercana a la situación.
 
El presidente financiero de Skechers, David Weinberg, dijo que el socio de KPMG Scott London había sido el auditor jefe de Skechers y que había renunciado tras las filtraciones. Weinberg afirmó que London había admitido haber compartido información privilegiada.
 
Las acciones de Herbalife bajaban un 3.9%, a 36.91 dólares, mientras que las de Skechers avanzaban un 2.3%, a 22.00 dólares, en las operaciones de la tarde.
 
Un portavoz de KPMG confirmó que London es el socio que renunció. London no estaba disponible de inmediato para comentar.
 
London, un californiano de 50 años, trabajó en KPMG por 29 años. Amante del béisbol, se convirtió en presidente del Consejo de Deportes de Los Ángeles en el 2011. También está listado como miembro en el 2012 del directorio de la Cámara de Comercio de Los Ángeles.
 
Herbalife dijo en un comunicado que la renuncia de KPMG no tuvo nada que ver con las prácticas contables de la empresa o la integridad de sus directivos, temas altamente cuestionados por los inversores Bill Ackman y Carl Icahn.
 
KPMG dijo en un comunicado el lunes por la tarde que renunció como auditor externo de dos clientes debido a las acciones de un socio senior, que estaba a cargo de las auditorías en la oficina de Los Ángeles.
 
El anuncio del lunes no identificó al socio ni a las compañías involucradas; sólo dijo que el socio le entregó información privada de sus clientes a una persona que la utilizó para operar acciones.
 
"El socio fue separado de inmediato de la empresa", dijo KPMG en un comunicado.
 
"El individuo violó las políticas y protecciones rigurosas de la empresa, traicionó la confianza de clientes y colegas y actuó con un desapego deliberado de la cultura de integridad y profesionalismo de KPMG", agregó.
 
Reputación
 
KPMG es la menor de las cuatro grandes firmas contables y de auditorías del mundo. La empresa reportó un aumento del 1.4% en sus ingresos en el 2012, a 23,000 millones de dólares.
 
Las otras tres empresas son PricewaterhouseCoopers, Deloitte y Ernst & Young. Todas tienen su sede central en Estados Unidos y operan redes afiliadas alrededor del mundo.
 
La presidenta saliente de la Comisión de Valores de Estados Unidos, Elisse Walter, declinó comentar sobre el anuncio de KPMG al ser consultada por Reuters el martes.
 
Ackman e Icahn no estaban inmediatamente disponibles para comentar.
 
Cualquier controversia sobre las operaciones de KPMG podría dañar la reputación de la firma.
 
En el 2005, KPMG evitó por poco la formulación de cargos al acordar pagar 456 millones de dólares tras un acuerdo con las autoridades estadounidenses.
 
Tres años antes, su rival Arthur Andersen colapsó por su desempeño como auditor de la empresa energética estadounidense Enron Corp, que protagonizó uno de los peores escándalos financieros en la historia de Estados Unidos.
 
Además, los socios de KPMG han sido los únicos demandados hasta el momento por la Comisión de Valores con relación a la crisis financiera global.
 
Ackman, un crítico de Herbalife y que apuesta a un deterioro de la empresa, sufrió un golpe el lunes cuando el presidente ejecutivo de J.C. Penney Co Inc escogido por él, Ron Johnson, fue despedido por el directorio.