Economía

FAO y OMS combatirán a parásitos transmitidos por alimentos

Los parásitos transmitidos por alimentos llegan a causar enfermedades como epilepsia y disentería amebiana y se transmiten por las frutas, leche y carnes; por ello, la FAO y la OMS ya elaboran las directrices para combatirlos.
Héctor Chávez
03 julio 2014 3:0 Última actualización 03 julio 2014 5:0
Etiquetas
Frutas

Los parásitos se encuentran en diversos tipos de frutas y carnes. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), elaboran nuevas directrices para combatir los diez principales parásitos transmitidos por los alimentos que causan preocupación en el mundo.

De acuerdo con estos organismos internacionales, estos seres afectan a la salud de millones de personas cada año, infectando tejidos musculares y órganos, causando epilepsia, choques anafilácticos, disentería amebiana y otra serie de problemas. Algunos parásitos pueden vivir en el cuerpo humano durante décadas.

A pesar del enorme costo social y su impacto a nivel mundial, existe por lo general falta de información sobre de donde proceden estos parásitos, cómo viven en el cuerpo, y la forma en que producen las enfermedades.

Se trata de diez distintos parásitos que se encuentran presentes en productos como la carne de rumiantes como el cerdo, vacuno y animales de caza; en los productos frescos, fruta y leche, así como en los peces de agua dulce.

Esté informe se elaboró a raíz de una solicitud del organismo mundial de normas alimentarias, la Comisión del Codex Alimentarius (Codex), para que la FAO y la OMS revisaran el estado actual de los conocimientos sobre los parásitos en los alimentos y sus efectos en la salud pública y el comercio.

La Unidad de inocuidad de los alimentos de la FAO y la OMS respondieron organizando conjuntamente un llamamiento mundial para obtener la información sobre el problema. Veintidós países y una organización regional respondieron a la llamada, seguidos de una evaluación y análisis de 21 expertos sobre el impacto de los parásitos alimentarios.

El Comité del Codex sobre Higiene de los Alimentos se encuentra ahora desarrollando nuevas directrices para el control de estos parásitos. La FAO y la OMS apoyan el proceso proporcionando información científica y técnica.

El objetivo es desarrollar nuevas normas para el comercio mundial de alimentos que ayuden a los países a controlar la presencia de estos parásitos en la cadena alimentaria.

El informe de la FAO y la OMS enumera una serie de formas de reducir el riesgo de infecciones parasitarias y aconseja a los agricultores vigilar el uso de fertilizantes orgánicos y la calidad del agua.