Economía

FAO prevé que precios de alimentos extiendan caída ante desaceleración 

Los precios mundiales de los alimentos extenderían su caída en términos reales este año, por lo que dependerá bastante del tipo de cambio para cada país, de acuerdo con la FAO.
Reuters
15 marzo 2016 7:41 Última actualización 15 marzo 2016 7:56
canasta básica

[Con excepción de las categorías de alimentos y energía, los principales precios aumentaron 0.1% en diciembre./Reuters]

ABU DABI.- Los precios mundiales de los alimentos extenderían su caída este año luego de operar cerca de mínimos en siete años por la desaceleración del crecimiento económico, refirió el director general de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El índice de precios de alimentos de la FAO, que mide cambios mensuales en una cesta de cereales, oleaginosas, lácteos, carne y azúcar, ha caído en los últimos cuatro años.

El índice se estabilizó el mes pasado cerca de mínimos de siete años, ya que el alza en los precios del aceite vegetal y la carne contrarrestó el declive en el valor de los cereales, el azúcar y los lácteos.


"La desaceleración del crecimiento de la economía mundial, especialmente China, esta ejerciendo mucha presión (a la baja) en las materias primas", dijo Graziano da Silva durante una visita a Abu Dabi.

"Esperamos que el precio siga cayendo en términos reales, no necesariamente en términos nominales, por lo que dependerá bastante del tipo de cambio para cada país", dijo da Silva.

Los productores en países como Brasil se han protegido hasta cierto punto de la debilidad de los precios globales ante la depreciación de sus monedas.

"En el corto plazo estos (débiles precios de los alimentos) serán un tipo de compensación para los más pobres que compran alimentos (...) pero en el largo plazo nos gustaría ver que los valores se recuperen de nuevo", dijo Da Silva.

La FAO dijo este mes que la producción y la demanda mundial de cereales deberían estar equilibradas en el 2015/16 y que ambas totalizarían 2.520 millones de toneladas, dejando las existencias finales virtualmente sin cambios respecto al año pasado.

: