Economía

FAO advierte de necesidades alimentarias

Para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el aumento de los precios agrícolas que se registró entre 2006 y 2011, ocasionó que el problema de alimentación mundial pasara a primer plano de la agenda para el desarrollo.
Thamara Martínez
09 diciembre 2015 22:53 Última actualización 10 diciembre 2015 5:0
La hambruna, un mal que aqueja a Sudán del sur

La demanda de productos alimenticios se incrementará 60% en el mundo, estimó la FAO. (Archivo)

Para lograr satisfacer la demanda alimentaria de su población para 2050 los países en desarrollo necesitarán de una inversión neta media de 83 mil millones de dólares anuales en agricultura para aumentar la producción de este sector, según estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

A través de su informe sobre el estado de los mercados de productos básicos agrícolas 2015-2016, la FAO destacó que como consecuencia del dramático aumento de los precios agrícolas que se produjo entre 2006 y 2011, el problema de alimentación mundial pasó a primer plano de la agenda para el desarrollo.

Esta situación se puso sobre la mesa dado que las estimaciones de la FAO señalan que para 2050 la población mundial alcanzará un total de 9 mil 100 millones de personas, 34 por ciento más que las contabilizadas actualmente.

La mayor parte de este aumento sucederá en los países en desarrollo.

La FAO dio cuenta de un aumento acelerado en la urbanización de la población, estimando que siete de cada 10 personas en 2050 habitará alguna región urbana, en comparación con el 49 por ciento actual.

Debido a la conformación de una población más numerosa y más urbana y potencialmente con mayores ingresos, la demanda de productos alimenticios se incrementará 60 por ciento, en comparación con lo requerido de 2005 a 2007.

La FAO proyectó que serán necesarios montos de inversión en el campo de más de 80 mil millones de dólares anuales por parte de los países donde se concentrará la mayor parte de la población, es decir las naciones en vías de desarrollo, que serán las que mayores problemas enfrenten.