Economía

Falta de Estado de Derecho, entre las causas de un mercado bursátil pobre: IMCO

La impunidad ante fraudes, la falta de protección a los inversionistas, así como la carencia de transparencia en la información del mercado, provocan un alto índice de desconfianza en las instituciones financieras, según un estudio elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad.
Clara Zepeda
29 junio 2015 12:43 Última actualización 29 junio 2015 12:43
BMV

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La falta del estado de Derecho en el sistema financiero mexicano, una mala política de cultura financiera, el nacimiento de empresas de manera desordenada, la carencia de empresas cotizando en bolsa de diversos tamaños, las barreras geográficas, el ahorro que no genera rentabilidad y crecimiento son las principales causas de tener un mercado bursátil poco desarrollado y pequeño a nivel internacional, concluye el IMCO.

Durante la presentación del estudio "Democratizar el acceso al mercado bursátil", el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) afirmó que el mercado de acceso bursátil es escaso en México, ya que sólo el 2.9 por ciento de las personas invierten en fondos de inversión y sólo 147 empresas cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Manuel Molano, subdirector del instituto, advirtió que en nuestro país hay un alto índice de desconfianza en las instituciones financieras, debido a que los fraudes en las entidades no son castigados en su totalidad, no hay protección al inversionista y a sus patrimonios, no hay transparencia en la información que hay en el mercado, tanto de empresas como de instrumentos de inversión.

Por ejemplo, de mil 125 denuncias presentadas ante la PGR por delitos financieros en el 2013, sólo 82 personas ingresaron a recluso ríos y cuatro están cumpliendo una sentencia. E inclusive, casos como los de Ficrea son un mal antecedente para un país que quiere crecer en acceso al sistema financiero.

Carlos Grandet, consultor del IMCO y autor del estudio, describió que el gobierno tiene una mala política de cultura financiera, ya que en el sistema escolar no se enseña desde primaria sobre el ahorro y la inversión, a lo más que se enseña es la tasa de interés compuesto en primaria y secundaria o contabilidad y finanzas corporativas en la preparatoria.

Aunado a lo anterior, dijo, las empresas en nuestro país nacen de manera desordenada, toda vez que se rehúsan a perder el control de sus negocios y abrirse a la transparencia.

"Sería de suma importancia no abrumar a las empresas con deuda, pues lo que más se requiere es capital; es decir, socios para crecer (...) asimismo, es necesario que la BMV se abra a más empresas de diversos tamaños, ya que sólo se está financiando a la grande empresa", sentenció Molano.

INVERTIMOS MAL

De acuerdo con el IMCO parte de la poca transparencia que hay en el mercado es que en México, sólo el 30 por ciento de los activos en fondos de inversión ganan más que Cetes (a 175 días con una tasa de 3.4 por ciento).

La rentabilidad en México es cercana al 6.8 por ciento de uno a cada cuatro años; mientras que en Chile, por ejemplo, es de 25 por ciento de uno de cada diez años.

"Necesitamos que el pastel crezca. Si el crecimiento empresarial se da con financiamiento de capital, se le podrían añadir 13 puntos porcentuales al crecimiento, por lo que se daría a una tasa de entré 5 y 6 por ciento", precisó el directivo del IMCO.

"El ahorro interno tiene que representar el 200 por ciento del PIB para financiar el crecimiento económico, pues con el 80 por ciento no alcanzaría".

Así, ante este escenario el IMCO sugiere que se elabore una verdadera política de cultura financiera que llegue a las aulas y que sea parte de los créditos a aprobar; que se profesionalicen a las empresas, aumentar el acceso bursátil, bajando los niveles (en cuanto a monto) para poder invertir y que las entidades financieras amplíen su presencia territorial; que la información al inversionista sea transparente y de calidad, así como la creación de instituciones que protejan al inversionista.