Economía

Explosión en Pemex en 2013, aún con demandas de indemnización

A dos años de la tragedia ocurrida en la Torre Ejecutiva de Pemex, familiares de tres fallecidos esperan que la empresa asuma su responsabilidad, puesto que los reclamos a ésta ascienden a 11 millones de pesos por víctima.
Yuridia Torres
30 enero 2015 0:12 Última actualización 30 enero 2015 5:5
Pemex

Familiares de los tres fallecidos hace dos años en el edificio de Pemex aún esperan que ésta otorgue la indemnización. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El 31 de enero de 2013 el sótano de la Torre B2 de las oficinas centrales de Petróleos Mexicanos explotó y provocó la muerte de 37 personas. La empresa pagó la indemnización de 33 víctimas, y por el resto enfrenta demandas y actualmente se espera la sentencia del juicio que definirá la responsabilidad de la petrolera empresa hacia quienes no eran sus trabajadores directos.

Se trata de tres empleados de la compañía Conservación de Pilotes de Control S.A. (Copicosa), que murieron durante la explosión.

Las familias de las víctimas quieren que Pemex pague indemnización por la muerte de Luis Ojeda, Gregorio Vite y Enrique Bartolomé Hernández. Demandaron por Responsabilidad Patrimonial del Estado a la petrolera, quien se defendió afirmando que la explosión no correspondió a una actividad irregular y que además las personas no eran sus empleados directos.


ESPERAN SENTENCIA FAVORABLE
El juicio ya terminó y se designó al magistrado Rafael Estrada Sámano para que realice el proyecto de sentencia.

Alberto Guerrero, abogado de las familias de los trabajadores de Copicosa, confía en que la sentencia resulte favorable y la petrolera asuma los pagos por responsabilidad civil, daño moral, lucro cesante, disculpas públicas, y otros elementos puntuales que contempla la demanda, que suman una reclamación que supera los 11 millones de pesos por trabajador.

La Ley Federal de Responsabilidad Patrimonial del Estado establece que las entidades gubernamentales deberán pagar indemnización a quienes sufran daños en cualquiera de sus bienes y derechos como consecuencia de la actividad administrativa irregular.

La petrolera se defiende y revira la demanda diciendo que, “se puede concluir que no puede atribuirse la existencia de acto irregular alguno a Pemex, con el que se pueda atribuir causa alguna que originó los daños sobre los bienes o derechos de los accionantes”.

EL PERITAJE
De acuerdo con información de la PGR, los resultados del peritaje que solicitó realizar al Instituto de Geología de la UNAM, para determinar las causas que dieron origen a la acumulación de gas metano en el área de pilotes, arrojaron que el sótano al ser un lugar cerrado, sin ventilación, favoreció la acumulación del depósito de éste.

Se comprobó además la presencia de microorganismos productores de metano, que con los solventes utilizados para el mantenimiento y las conexiones eléctricas, se generaron vapores los cuales combinados con el gas produjeron una mezcla explosiva.

Para Diana Ángeles Ayala, asociada del Bufete Ocampo, Salcedo, Navarro y Ocampo, de comprobarse que Pemex realizó alguna actividad irregular, que bien puede ser algún tipo de omisión que diera pie a provocar la explosión, sí tendría que asumir responsabilidad por los trabajadores de Copicosa.

Consultada al respecto de la demanda por la explosión, la empresa no emitió comentarios.

Haz clic para ampliar la imagen

“en