Economía

Eventual crisis crediticia preocupa a China

10 febrero 2014 5:1 Última actualización 02 julio 2013 9:33

 [Reuters / Archivo] 


 
Notimex
 
 
Hong Kong, 2 Jul.- Expertos en finanzas y fuentes del sector bancario alertaron de una crisis crediticia en el sector bancario chino, por la proliferación descontrolada de un mercado negro de préstamos a alto interés, informó la prensa.
 
Los préstamos con altas tasas de interés son realizados por los bancos chinos, mientras la autoridad central trata de frenar los riesgos.
 
El Banco Central de China anunció que permite la entrada al sistema interbancario, una de las principales fuentes de financiación de las instituciones bancarias en China, de 36 mil millones de yuanes, unos seis mil millones de dólares, según el diario South China Morning Post de este martes.
 
El propósito es reducir las especulaciones que apuntan hacia una eventual crisis en el sistema bancario chino, después de que algunas instituciones como JPMorgan Chase alertan desde mayo de la proliferación de un sistema de préstamo llevado a cabo por los bancos, pero que no figura en sus balances, y que están por lo tanto en negro.
 
Éste se basaría en la concesión de préstamos a alto interés a empresas y particulares (sobre todo promotores inmobiliarios) que no tienen acceso al sistema de crédito normal, y que están dispuestos a pagar altos intereses a cambio de financiación.
 
Muchos bancos chinos, entre ellos el semiestatal China Merchants Bank, habrían ofrecido altos intereses a los ahorradores chinos con el objetivo de obtener el capital necesario para llevar a cabo estos préstamos a alto interés, pero de elevado riesgo de impago, según algunas fuentes.
 
"Es la mayor incertidumbre que he visto en mis 18 años siguiendo lo que sucede en el mercado chino", aseguró al diario The New York Times el economista del Crédit Suisse Dong Tao.
 
Los gobernantes chinos, que han expresado su voluntad de limitar la expansión de estas prácticas crediticias alimentadas por la especulación y el boom de la burbuja inmobiliaria, se han apresurado a garantizar la inyección de liquidez para calmar a los mercados, que han reaccionado con fuertes caídas.