Economía

Evasión fiscal tenderá
a bajar, afirma KPMG

El intercambio de información de cuentas, en el que México participa, ayudará a bajar la evasión fiscal, puesto que contribuirá a que cada vez más personas se incorporen al sector formal, señaló la consultora.
Dainzú Patiño
24 noviembre 2014 22:40 Última actualización 25 noviembre 2014 5:5
[El objetivo es que los cajeros sirvan para efectuar el pago de servicios./Archivo]

Entre los datos que podrán intercambiarse son número de cuenta, saldo o valor de las cuentas, dividendos, ganancias por venta de activos financieros.(Archivo El Financiero)

CIUDAD DE MÉXICO.- El acuerdo multilateral en el que participa México para la adopción del estándar global para el intercambio de información de cuentas (CRS, Common Reporting Standard), ayudará a disminuir la evasión de impuestos e incorporar a más personas que vivan en el extranjero a la formalidad, señaló en entrevista con El Financiero, Israel Álvarez, socio de impuestos corporativos de la consultora KPMG.

Con este acuerdo, los fiscos de 50 países compartirán información al Servicio de Administración Tributaria (SAT) de las operaciones de mexicanos en el extranjero, y a la inversa el SAT proporcionará información de extranjeros con operaciones en México.

Para 2017, se prevé que se emitan los primeros reportes anuales.
“En un principio, no creo que este intercambio de información dificulte las operaciones, sin embargo, es una realidad que bajo nuevas reglas habrá más control en las operaciones a nivel global”, comentó Álvarez.


De acuerdo con KPMG esto llevará a las personas a analizar más sus operaciones, y por ende desincentivará las transacciones en un principio, pero con el paso del tiempo ayudará a que más personas contribuyan al fisco y se incorporen a la formalidad.

“Es una realidad que las personas que están viviendo en la informalidad, van a tener más problemas, al final del día, quien paga impuestos, no tendrá problemas. Pero quien no tenga la cultura de declarar sus ingresos al fisco enfrentará nuevas reglas, lo que representará un impacto”, dijo el socio de impuestos corporativos de KPMG.

Explicó que los datos que podrán intercambiarse entre 50 países son nombres, direcciones, número de identificación fiscal, fecha y lugar de nacimiento, número de cuenta, saldo o valor de las cuentas, dividendos, ganancias por venta de activos financieros, productos de venta, redención de propiedades y bienes correspondientes en la cuenta.

Ante ello el especialista recomienda se asesoren con un contador, ya sea dentro o fuera de su país de origen, además de ser más selectivo con el tipo de inversiones que hagan en el extranjero. El modelo comenzará a operar en 2017, por lo que en 2016, los contribuyentes tendrán que estar preparados.