Economía

Evasión fiscal, barrera para la productividad: FMI

Los países pueden elevar la productividad a través de mejorar el diseño de su sistema fiscal tanto en la parte de políticas como en su administración y dar razones a las empresas para invertir y generar empleo, de acuerdo con el Monitor Fiscal del FMI.
Leticia Hernández
13 abril 2017 10:15 Última actualización 13 abril 2017 10:35
empresas

empresas

La evasión de impuestos y la elusión de las regulaciones son barreras para la productividad y entre los países emergentes son más comunes que en economías avanzadas. A través de mejorar el diseño del sistema fiscal, los países pueden quitar el freno en su productividad, concluye el Monitor Fiscal que este año entregó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las empresas informales disfrutan de una ventaja de costo relativo sobre sus competidores que cumplen con los impuestos. Esto equivale a un importante subsidio que le permite mantenerse en los negocios a pesar de su baja productividad, aumentando su peso en la economía a expensas de las empresas más productivas, explica el informe que será discutido por los ministros de hacienda de los países miembros del organismo durante las Reuniones de Primavera que se llevarán a cabo la próxima semana en Washington, D.C.

El Monitor Fiscal explora una selección de políticas fiscales que discriminan a las empresas de diferentes maneras, dando lugar a una mala asignación de recursos. La evasión de impuestos, especialmente relevante para los países emergentes, ilustra que una administración fiscal débil no sólo perjudica la recaudación de ingresos, sino que también perjudica la productividad.

“A través de la evasión de impuestos, las "trampas" -por las que nos referimos a firmas que están registradas con la autoridad tributaria pero subestiman sus ventas para fines fiscales- disfrutan de una subvención implícita potencialmente grande que les permite permanecer en negocios a pesar de la baja productividad. Como resultado, los "tramposos" ganan cuota de mercado, incluso si son menos productivos, reduciendo la cuota de mercado de los negocios más productivos y conformes a los impuestos”, señala el artículo publicado en el Blog del FMI escrito por Vitor Gaspar, director del departamento de Asuntos Fiscales y Laura Jaramillo, Jefe de División Adjunto de la División de Operaciones Fiscales.

Los países pueden elevar la productividad a través de mejorar el diseño de su sistema fiscal tanto en la parte de políticas como en su administración y dar razones a las empresas para invertir y generar empleo. También se incrementa al eliminar las barreras que retienen a las empresas más productivas como políticas económicas mal diseñadas o mercados que no funcionan como deberían.

“Estimamos que estas barreras aumentarían en promedio entre países, elevar el PIB anual real en aproximadamente 1 punto porcentual durante 20 años y los mercados emergentes pueden alcanzar una cuarta parte de estas ganancias al mejorar el diseño de sus políticas fiscales y administraciones de ingresos.”, señala el Vitor Gaspar.

La mala asignación de recursos que impiden que las empresas productivas se expandan y que las productivas sobrevivan.

La mala asignación surge cuando las políticas gubernamentales o los mercados que funcionan mal favorecen a algunas empresas en detrimento de otras y como ejemplos están los incentivos fiscales que dependen del tamaño de la empresa o del tipo de inversión, la débil aplicación de impuestos, los aranceles aplicados a determinados bienes, las regulaciones del mercado de productos que limitan el acceso al mercado, los préstamos preferenciales concedidos a empresas específicas y los mercados financieros que no están completamente desarrollados.