Economía

Europa tardaría 10 años en solucionar problemas de deuda

12 febrero 2014 4:58 Última actualización 24 marzo 2013 15:11

 [Bloomberg] Dificultades externas podrían obligar a China a operar con déficit más tiempo del esperado: ministro de finanzas. 


 
Reuters
 
Pekín.- El nuevo ministro de finanzas de China dijo el domingo que no estaba claro si la zona euro solucionaría sus problemas durante la próxima década y sugirió que nuevos problemas podrían complicar los esfuerzos por reducir el déficit fiscal de Pekín.
 
Lou Jiwei dijo que las dificultades externas podrían obligar a China a operar con déficit por más tiempo que el esperado debido a que el gasto del Gobierno está aumentando rápidamente y los ingresos crecen sólo a un ritmo de un dígito.
 
"Estoy realmente muy preocupado sobre Europa. Estoy preocupado sobre si podrá salir de problemas en los próximos 10 años", dijo Lou en un discurso ante un foro económico.
 
"Nuestro gasto fiscal está creciendo muy rápido, mientras que estimo que los ingresos fiscales sólo registrarán tasas de crecimiento de un dígito en el futuro (...) estamos enfrentando sustantivas presiones domésticas", agregó.
 
"Cuando el ambiente externo mejore, nosotros esperamos que podamos volver al equilibrio fiscal después de realizar reformas durante varios años", sostuvo.
 
Lou realizó sus comentarios mientras el presidente chipriota, Nicos Anastasiades, viajaba a Bruselas para discutir un rescate de la Unión Europea para evitar el colapso del sistema financiero de la isla. El caos en el sistema bancario de Chipre ha golpeado la confianza de los inversores en la zona de moneda común.
 
Lou, quien previamente fue presidente ejecutivo del fondo soberano China Investment Corp de 482,000 millones de dólares y asumió el cargo de ministro de Finanzas este mes, dijo que el mayor gasto de Pekín para compensar la débil demanda en el extranjero estaba ampliando el déficit fiscal.
 
China ha presupuestado un déficit fiscal de cerca de un 2 por ciento del producto interno bruto (PIB) para el 2013, un aumento frente el 1,6 por ciento del PIB en el 2012, pero bajo según los criterios internacionales. Los más recientes datos mostraron que Grecia registró un déficit de un 9,4 por ciento en 2011.
 
Para contrarrestar una desaceleración interna el año pasado que fue la peor en 13 años, China aumentó el gasto en infraestructura y redujo los impuestos para algunas compañías de tamaño pequeño y mediano.
 
La rápida construcción de infraestructura entre 2009 y 2010 para impulsar la economía dejó a los gobiernos locales con una enorme carga de deuda que sigue creciendo, un problema que Lou dijo que quería corregir, sin entregar más detalles.
 
"Primero, deberíamos tomar algunas medidas para detener la tendencia de creciente la deuda de los gobiernos locales", declaró. "Luego, podemos estudiar qué tipo de sistema podría llevarnos por el camino correcto que prevengan la corrupción en los gobiernos", agregó.
 
Los gobiernos locales pagan por la mayor parte del gasto estatal, pero sólo tienen ingresos modestos. Muchos piden préstamos mediante financiamiento fuera del balance, a pesar de las estrictas medidas de Pekín.
 
El Gobierno ha prometido cambiar el sistema fiscal para equilibrar de mejor forma las necesidades de financiamiento y gastos de los gobiernos locales, aunque Lou no mencionó posibles reformas.