Economía

Europa reducirá costos para pagos con tarjetas de crédito

10 febrero 2014 4:55 Última actualización 24 julio 2013 9:38

 [Bloomberg/Archivo] 


 
 
Reuters
 
 
Bruselas.-  La Comisión Europea propondrá limitar las comisiones que los bancos cobran a los comercios para procesar los pagos con tarjetas de crédito, lo cual supondrá un recorte importante de dinero para las entidades y reducirá los costos para el consumidor.
 
 
La medida, que algunos altos funcionarios de la UE comparan con el límite a las tarifas de itinerancia en los teléfonos móviles, tendría amplias consecuencias, ya que tales pagos representaron un valor de compras de 1,800 millones de euros en toda la zona económica europea en 2010.
 
 
El borrador de ley, que será presentado oficialmente la semana próxima, prevé un límite del 0.2% sobre el valor de la transacción de una tarjeta de débito y de un 0.3% para una de crédito. Actualmente, ese costo puede llegar al 1.5 %.
 
 
La propuesta no llega a prohibir categóricamente las comisiones que los bancos se cobran por procesar transacciones, sin embargo, asegurará que ese monto, que al final repercute en el consumidor, se reduzca de forma permanente.
 
 
El límite, que está en línea con las medidas exigidas por funcionarios antimonopolio de la UE, se aplicará inicialmente a las transacciones transfronterizas, por ejemplo, cuando un consumidor irlandés use su tarjeta de crédito en Francia.
 
 
Luego de dos años, este límite se extenderá a las llamadas tarifas de intercambio en los pagos domésticos y con cualquier tarjeta.
 
 
Los planes primero tendrán que ser acordados con el Parlamento Europeo y los países miembros del bloque, lo cual significa que su puesta en marcha podría comenzar aproximadamente a finales del próximo año.
 
 
La ley representa el fin de una batalla de dos décadas entre la Comisión Europea - que se ocupa de las reglas antimonopolio en los 28 países - y las firmas de tarjetas Visa Europe y MasterCard.
 
 
En la propuesta, la Comisión también recomienda normas que faciliten a los comercios escoger qué tarjetas aceptar, lo que reduciría sus costos de transacciones.