Economía

'Euroescepticismo' frena acciones colectivas para sacar adelante a la Zona Euro: FMI

Los estados miembros de la Zona Euro deben acatar las reglas para hacer la función de unión monetaria, dijo el Fondo Monetario Internacional, a su vez que dio algunas recomendaciones. 
Leticia Hernández
16 junio 2016 10:52 Última actualización 16 junio 2016 10:56
zona euro

(Bloomberg)

La Zona Euro está en una coyuntura crítica en medio de crecientes divisiones políticas y el 'euroescepticismo' ha debilitado las perspectivas de acción colectiva, dejándola cada vez más vulnerable a una serie de riesgos en un momento en el que hay poco margen de acción para las políticas, concluyó el Fondo Monetario Internacional (FMI) al concluir su análisis del Artículo IV sobre la región.

Para impulsar su crecimiento y fortalecimiento requiere la combinación de políticas más equilibradas con reformas estructurales, el apoyo fiscal de iniciativas centralizada y continuos ajustes en países con elevados niveles de deuda.

Los estados miembros deben acatar las reglas para hacer la función de unión monetaria, pero al mismo tiempo, se necesita un apoyo más centralizado de la demanda y compartir riesgos para hacer la membresía más atractiva, señala el equipo del FMI.

Una recuperación más rápida de los balances de los bancos ayudaría a estimular el crecimiento del crédito y facilitar la reestructuración empresarial.

1
 RECOMENDACIONES DEL FMI

 

euro

El FMI sugiere un enfoque en cuatro pilares: crear mejores incentivos para reformas estructurales, fortalecer el marco fiscal mientras se expande el apoyo fiscal centralizado; continuar con una política monetaria acomodaticia y acelerar la reparación de las hojas de balance de los bancos mientras se completa la unión bancaria.

La recuperación de la Zona Euro se ha venido fortaleciendo en los últimos dos trimestres. La demanda doméstica ha sido su principal motor apoyado en bajos precios del petróleo, mejoría en el empleo, una política fiscal ligeramente expansiva y la política monetaria acomodaticia.

Sin embargo, la inflación y sus expectativas siguen siendo persistentemente bajas.

Las perspectivas de mediano plazo lucen débiles por los legados de la crisis, con altos niveles de cartera vencida en algunos sistemas bancarios, elevada deuda pública y privada y todavía altas tasas de desempleo; factores que frenan el crecimiento potencial y perpetúan los desequilibrios, advierte el organismo internacional.

La pobre respuesta colectiva a la crisis de refugiados ha expuesto fallas políticas. Si los controles fronterizos persisten la libre circulación se ve amenazada, en tanto que la salida del Reino Unido hasta un voto a favor de su permanencia, podrían exacerbar las tensiones lo que contribuye a un mayor 'euroescepticismo' e incertidumbre, advierte el FMI.

Si el comercio global se desacelera, esto podría interrumpir el buen momento que atraviesa la demanda doméstica por lo que son necesarias acciones colectivas fuertes para disipar el 'euroescepticismo' y renovar la fe en la Unión Monetaria.

“Sin acciones más decisivas para impulsar el crecimiento y fortalecer la integración, la zona euro puede estar sujeta a la inestabilidad y las repetidas crisis de confianza. El apoyo fiscal centralizado debe ir acompañado de un marco gubernamental más fuerte para asegurar que los miembros cumplan las normas", puntualizó. 

: