Economía

EU suavizará embargo a Cuba y no pedirá avances en derechos humanos

David Thorne, asesor especial del secretario de Estado de Estados Unidos John Kerry, anticipó que el presidente Obama buscará elevar las relaciones comerciales con la isla, aun cuando ésta no muestre avances en materia de respeto a los derechos humanos.
Redacción
03 noviembre 2015 20:13 Última actualización 03 noviembre 2015 20:34
contenedores comercio exterior exportación (Cuartoscuro/Archivo)

contenedores comercio exterior exportación (Cuartoscuro/Archivo)

LA HABANA.- El presidente estadounidense, Barack Obama, podría flexibilizar aún más el embargo comercial de Washington contra Cuba, dijo este martes David Thorne, asesor especial del secretario de Estado estadounidense John Kerry, quien agregó que el país no solicitará a cambio que La Habana muestre avances en el respeto a los derechos humanos.

Obama ha utilizado dos veces su autoridad ejecutiva para aliviar el embargo, como parte de su apertura hacia Cuba, y podrían darse otros cambios regulatorios similares si La Habana puede absorber las medidas lanzadas hasta la fecha, dijo

"Estamos avanzando. Estamos haciendo cambios regulatorios. Vamos a hacer más", dijo Thorne en una entrevista.

Obama alivió las restricciones a los viajes de los estadounidenses, permitió a empresas de telecomunicaciones operar en Cuba y aceptó el comercio con el pequeño pero creciente sector privado de la isla, entre otras medidas.

De hecho, al suavizarse las reglas de Estados Unidos para visitar Cuba y el ajetreo por ver a un país que muchos consideran que está por cambiar, las visitas turísticas aumentaron 18 por ciento, o 400 mil personas, este año. Eso ha acarreado cientos de millones de dólares a una economía controlada por el estado.

Pero Cuba ha se ha mostrado lenta a la hora de aceptar a las compañías estadounidenses, citando su incapacidad para utilizar dólares en sus transacciones o recibir créditos de Estados Unidos bajo el embargo.

En una excepción notable, el monopolio estatal cubano de Telecomunicaciones, Etecsa, firmó el lunes un acuerdo de itinerancia con el operador estadounidense Sprint Corp.

Otro de los avances en materia comercial se dio esta semana en la Feria Internacional de La Habana (FIHAV) que este año tiene algo diferente: la chispa de comercios que quieren capitalizar lo que podría ser un éxito motivado por el inicio de la normalización en las relaciones con Estados Unidos.

La feria lleva mucho tiempo siendo uno de los eventos más inusuales en el mundo del comercio internacional: una feria de intercambio comercial en un país carente de efectivo, con un embargo aplicado por el país más poderoso del mundo y que ve a los mercados con mucha suspicacia.

Sin embargo, la FIHAV de este año es la más grande de las últimas 15 ediciones, con 300 empresas cubanas y 600 de otros 70 países, incluidas 20 de Estados Unidos. Pepsi, Napa Auto Parts, Gallo Wines y Cleber LLC, una compañía de tractores que recibió permiso cubano para montar una planta en Mariel, tienen stands entre los típicos exportadores de alimentos.

"El ritmo realmente va a ser establecido por los cubanos y estamos satisfechos con la forma en que quieren hacer esto", dijo Thorne.

Obama adoptó en diciembre un rumbo diferente al de sus 10 predecesores en la Casa Blanca, cuando acordó con el presidente cubano, Raúl Castro, poner fin a más de medio siglo de hostilidades desde la Guerra Fría y tratar de buscar la normalización de las relaciones.

El presidente estadounidense también solicitó al Congreso de su país, controlado por los republicanos, que ponga fin al embargo comercial vigente desde 1962, pero el proyecto de ley para levantarlo se ha estancado. (Elaborada con información de Reuters y AP)