Economía

EU revisa a la baja el crecimiento del primer trimestre de 2013

12 febrero 2014 4:15 Última actualización 30 mayo 2013 9:45

[Bloomberg] La economía estadounidense se expandió a un ritmo anual de 2.4% durante el período.


 
Reuters
 
Washington.- Un declive del gasto gubernamental tuvo un efecto negativo sobre la economía general de Estados Unidos mayor de lo que se pensaba inicialmente en los 3 primeros meses del año, en una señal del creciente impacto derivado de la iniciativa de austeridad de Washington.
 
La economía estadounidense se expandió a un ritmo anual de 2.4% durante el período, una revisión a la baja de una décima de punto porcentual respecto del cálculo inicial, de acuerdo con cifras rectificadas que divulgó el Departamento de Comercio.
 
Los analistas esperaban una lectura de 2.5%.
 
El crecimiento se contuvo debido a que el gasto público cayó en todos los niveles del Gobierno y a que las empresas fuera del sector agrícola mantuvieron una acumulación de inventarios en un ritmo más lento.
 
Washington ha estado aplicando medidas de austeridad durante varios años, pero las intensificó en el 2013 al elevar los impuestos en enero y reducir el presupuesto federal en marzo.
 
Aun así, el crecimiento económico ha mostrado una inesperada resistencia, impulsado por las políticas de bajas tasas de interés de la Reserva Federal.
 
La mayoría de los economistas espera que la expansión económica se desacelere a mitad de año, a medida que entran en vigor recortes en el presupuesto de Estados Unidos.
 
El gasto gubernamental cayó con mas fuerza en el cuarto trimestre, y los economistas especulan que las agencias del gobierno se contrajeron en anticipo a los recortes presupuestarios que iban a ponerse en marcha inicialmente en enero, pero que se hicieron efectivos en marzo.
 
En el primer trimestre, el gasto del gobierno cayó a una tasa anual del 4.9%, un ritmo más acelerado que la tasa del 4.1% estimada inicialmente.
 
El gasto se redujo en las oficinas federales, estatales y locales del Gobierno, aunque gran parte de la revisión a la baja en el reporte se produjo a nivel de ciudades y condados.
 
La contracción en el gasto del gobierno y los inventarios fue contrarrestada parcialmente por una revisión al alza en el gasto del consumidor, que subió a una tasa anual del 3,4 %, un alza de dos décimas de punto porcentual frente a una estimación previa del gobierno.