Economía

EU propondría sanción de hasta 7 mil mdd a Credit Suisse sobre deuda tóxica

La sansión es para resolver una investigación sobre venta de activos hipotecarios tóxicos del banco durante la crisis financiera de 2008.
Reuters
19 diciembre 2016 17:55 Última actualización 19 diciembre 2016 18:3
Credit Suisse

(Bloomberg)

ZÚRICH/NUEVA YORK.- El Departamento de Justicia de Estados Unidos pidió a Credit Suisse pagar entre 5 mil millones y 7 mil millones de dólares para resolver una investigación sobre venta de activos hipotecarios tóxicos en el inicio de la crisis financiera del 2008, dijo una fuente, pero el banco se ha resistido a llegar a un acuerdo por esa cantidad.

El tamaño indica que el costo para el banco podría ser mayor a lo que analistas habían esperado y explica por qué la administración Credit Suisse ha presionado por una sanción menor.

"Credit Suisse está confiado en alcanzar una mejor solución", dijo la persona con conocimiento de las discusiones. Si las negociaciones se rompen, autoridades legales de Estados Unidos podrían demandar al banco, prolongando la incertidumbre.


En una señal de que las negociaciones podrían estar llegando a etapas finales, la Fiscal General de Estados Unidos, Loretta Lynch, se reunió la semana pasada con el presidente ejecutivo del banco, Tidjane Thiam, dijo otra fuente. Una posible resolución podría llegar tan pronto como esta semana.

Las fuentes no quisieron ser identificadas debido a que las conversaciones están en curso y son sensibles. Credit Suisse y el Departamento de Justicia no quisieron hacer comentarios.

La sanción se genera en una iniciativa del 2012 lanzada por el presidente Barack Obama para hacer responsables a los bancos de vender deuda hipotecaria al tiempo que engañaban a los inversores sobre los riesgos, una práctica que ayudó a causar la peor crisis económica desde la década de 1930.

El castigo, que para los bancos estadounidenses alcanzó los 46 mil millones de dólares, causaría otro revés para los prestamistas europeos, muchos de los cuales permanecen frágiles, con escaso capital, a raíz de la crisis financiera.

Noticias en septiembre de que el Departamento de Justicia realizó una demanda inicial al Deutsche por 14.000 millones de dólares para resolver su caso hundió las acciones del prestamista y planteó temores de que Credit Suisse pudiere enfrentar una sanción más rígida.