Economía

EU dejó de comprar a México 626,000 barriles de petróleo

12 febrero 2014 5:12 Última actualización 09 abril 2013 12:18

[Reuters] El volumen de envíos es el más bajo en 19 años. 


 
Eduardo Jardón
 
La venta de crudo a ese país cayó de 1 millón 598,000 arriles diarios en 2004 a 972,000 barriles en 2012, lo que implicó una contracción de 39%, y además registró su menor nivel en 19 años.
 
Esta caída fue mayor a la que se observó en la producción de crudo mexicano de 25% en el mismo lapso.
 
Así, la baja en las exportaciones hacia la mayor economía del mundo ocurre en un entorno de menor producción de crudo en el país, y de una menor demanda por parte de Estados Unidos, que en los últimos años ha elevado su extracción, sus niveles de reservas y disminuido su nivel de consumo.
 
Un informe de la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés), señala que la dependencia de las importaciones de petróleo ha disminuido desde un máximo en 2005.
 
La dependencia atribuye lo anterior a diversos factores, como una disminución en el consumo, tras la crisis financiera en 2008, mejoras en la eficiencia productiva, cambios en el comportamiento del consumidor y de los patrones de crecimiento económico.
 
A esto se suma un mayor uso de los biocombustibles, una mayor producción nacional de crudo y gas -como efecto del shale gas-, con lo que se expandió el abasto interno de energía y se redujo la necesidad de importaciones.
 
La EIA detalla que la participación de las importaciones de petróleo en el consumo en Estados Unidos se redujo de 60% en 2005 a 50% en 2010, y prevé que esta cifra caerá a 35% en 2035. Además, se espera que para ese año ese país se convierta en un exportador neto de productos derivados del petróleo.
 
Estas estimaciones pintan un panorama desfavorecedor para las exportaciones mexicanas del hidrocarburo, que tienen en ese país su principal mercado.
 
Las compras de crudo que realizó Estados Unidos a México en 2012 representaron 11.4% del total, la cifra más baja en tres décadas.
 
Para México, las ventas a su vecino del norte representaron 76.2% del total, el nivel proporcional más bajo de los últimos seis años. Por lo menos desde el año 2006 esa proporción se había mantenido por arriba de 80%.
 
El segundo mercado para el crudo mexicano es España, con una participación de 13.2% en las exportaciones, cifra que se elevó desde 8% en 2006.
 
También se incrementaron las ventas hacia la India, que pasaron de 1.8 a 6%, en el periodo mencionado.
 
Las exportaciones mexicanas de petróleo resultan estratégicas para el país, ya que representan la principal fuente de divisas y contribuyen en gran medida en los ingresos del gobierno.
 
En 2012 el país captó 46,975 millones de dólares por sus ventas totales de crudo, y en total por las exportaciones petroleras obtuvo 53,079 millones de dólares.
 
Los registros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indican que en el año anterior México reportó un superávit en la balanza comercial por 163 millones de dólares, pero si se excluye la balanza petrolera, el resultado es de un déficit de 11,777 millones de dólares.