Economía

EU acusa a dos ejecutivos de HSBC por fraude en negociación de divisas

Mark Johnson, jefe global de negociación con divisas de HSBC en Londres, y Stuart Scott, ex jefe de negociaciones para Europa, Oriente Medio y África, fueron acusados de conspiración para influir en el mercado de divisas.
Reuters
20 julio 2016 19:28 Última actualización 20 julio 2016 20:4
Etiquetas
hsbc

(Bloomberg)

NUEVA YORK.- Un gerente importante de HSBC Holdings Plc fue arrestado junto a un ex ejecutivo del área de divisas por participar en una trama para aprovecharse de un transacción por 3 mil 500 millones de dólares de uno de los clientes del banco, dijeron fiscales estadounidenses.

Mark Johnson, jefe global de negociación con divisas de HSBC en Londres, y Stuart Scott, ex jefe de negociaciones para Europa, Oriente Medio y África, fueron acusados en una causa criminal presentada en un juzgado de Brooklyn.

Ambos fueron acusados de conspiración para defraudar, en un caso que una persona cercana al asunto dijo que es el primero contra individuos vinculado con una investigación del Departamento de Justicia sobre un arreglo entre bancos globales para influir en el mercado de divisas.


Un abogado de Johnson no quiso hacer comentarios y no se pudo identificar al letrado de Scott. Robert Sherman, un portavoz de HSBC, dijo que el banco está cooperando con el Departamento de Justicia en la investigación sobre el mercado de divisas.

Los fiscales dijeron que Johnson, de 50 años, y Scott, de 43 años, hicieron mal uso de la información de un cliente que contrató a HSBC para convertir 3 mil 500 millones de dólares en libras esterlinas, en relación con la venta de una de las filiales de una empresa cuyo nombre no se mencionó.

Los dos ciudadanos británicos usaron la información privilegiada en un proceso conocido como 'front-running', en el que hicieron transacciones antes de la operación de diciembre de 2011, que significó un alza del precio de la divisa que perjudicó al cliente de HSBC, según los fiscales.

En total, HSBC ganó tres millones de dólares con las operaciones de monedas más cinco millones de dólares por ejecutar la operación del cliente, según la demanda.

"Los acusados habrían traicionado la confianza del cliente y manipulado corruptamente el mercado de divisas para propio beneficio y el del banco", dijo en un comunicado la asistente del fiscal general Leslie Caldwell.

: