9 entidades estrenarán gubernaturas... pero necesitarán 'salvavidas financieros'
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

9 entidades estrenarán gubernaturas... pero necesitarán 'salvavidas financieros'

COMPARTIR

···

9 entidades estrenarán gubernaturas... pero necesitarán 'salvavidas financieros'

Estas entidades estrenarán gobernador este año y al menos tres de ellas podrían requerir tal apoyo al arribar los nuevos mandatarios.

Algunas de las zonas que encienden las alertas son Veracruz, Morelos y Ciudad de México.

Ixel González
12/02/2018

Este 2018, nueve entidades estrenarán gobernador, sin embargo al menos tres de ellas podrían requerir ‘salvavidas financieros’ al arribar los nuevos mandatarios.

Ya sea por la escasa capacidad de la entidad para pagar el servicio de la deuda respecto a sus ingresos disponibles o por tener elevados niveles de deuda de corto plazo y de endeudamiento respecto a sus participaciones, los nuevos gobiernos enfrentarían retos para mantener equilibradas las finanzas.

Uno de los estados que enciende alertas es Veracruz, que podría continuar con déficits financiados con pasivo circulante y cuya deuda representa 141 por ciento de las participaciones federales que recibe.

“La liquidez de esta entidad se mantendrá muy ajustada y éste será uno de sus principales retos crediticios”, dijo María del Carmen Martínez-Richa, analista líder de subsoberanos de Moody’s.

También preocupa la Ciudad de México por el fuerte crecimiento de su deuda y por la relación de obligaciones de corto plazo y con proveedores respecto de sus ingresos totales, de 6.3 por ciento al tercer trimestre de 2017 (último dato disponible), nivel superior al seis por ciento del segundo trimestre.

El sistema de alertas de la Secretaria de Hacienda considera que este indicador está en foco amarillo o rango medio, si la tasa es mayor a 7.5 por ciento y en rojo o rango alto si es mayor a 12.5 por ciento.

A septiembre de 2017 la deuda respecto a las participaciones de la CDMX fue de 118 por ciento. El promedio nacional del indicador es de 88.6 por ciento.

“La CDMX cuenta con importantes ingresos propios y derivados de participaciones federales, por lo que no requiere endeudarse tanto. Sin embargo, la administración de Miguel Mancera lo ha hecho a un ritmo de cinco mil millones de pesos por año; un nivel que no es necesario y además, ha fallado la rendición de cuentas respecto al empleo de estos recursos”, expuso Flavia Rodríguez, directora de la consultora Aregional.

Por otro lado, Morelos tiene una escasa capacidad de liquidez, medida por el pago del servicio de la deuda entre los ingresos disponibles, con una tasa de 7.4 por ciento, muy cercana al límite de 7.5 por ciento y un alto nivel de endeudamiento de corto plazo (6.4 por ciento).

OTRAS PREOCUPACIONES

Tabasco es otra entidad que tendrá elecciones este año, y no deja de llamar la atención de los especialistas porque sus ingresos van a la baja por su alta dependencia del petróleo.

“Tabasco está enfrentando presiones por el lado del ingreso que estimamos puedan conducir a un aumento en los déficits financieros durante 2017 y 2018, a alrededor de cuatro por ciento de sus ingresos totales”, explicó Moody’s.

Dicho decremento en los ingresos está relacionado principalmente a la caída en el PIB del estado, tanto los ingresos propios, principalmente en la recaudación de Impuesto Sobre Nóminas como la baja en las transferencias por participaciones.

ELECCIONES EN PUERTA

Daniela Brandazza, directora del área de Calificaciones de Estados y Municipios de Standard & Poor’s, expuso que los principales retos de los gobiernos locales son mejorar la calidad de la administración financiera y la planificación en el mediano y largo plazo, así como llevar una mejor programación y cumplimiento de la Ley, por encima de los plazos políticos.

“Se necesitan reportes transparentes; ese es también el desafío, que puedan reportar lo que está ocurriendo en las finanzas estatales y municipales, especialmente en las transiciones políticas”.

Por su parte, Martínez-Richa explicó que durante las elecciones, las entidades incrementan el gasto, respecto a años previos.

“En particular, crecerá la deuda con proveedores y de corto plazo, que es la más cara y la de mayor riesgo”, apuntó.

“economia”