Economía

Estrategia contra robo
en Pemex, en duda

La nueva estrategia de seguridad de Pemex para transportar gasolinas que cambia de ductos a camiones de transporte ha generado dudas entre los empresarios gasolineros de si habrá capacidad de almacenamiento existente en el país, pues algunos estados no cuentan con una sola terminal de este tipo.
Sergio Meana
17 febrero 2015 23:59 Última actualización 18 febrero 2015 5:5
Pemex

Cambio de estrategia de transporte de gasolinas ha generado dudas entre los empresarios del ramo. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La nueva estrategia de Petróleos Mexicanos (Pemex) para transportar sólo gasolinas que no están terminadas, por los poliductos del país implicará un esfuerzo de las 77 terminales de reparto -hoy saturadas- para agregar los componentes químicos faltantes, advirtieron analistas.

Ayer la empresa productiva del Estado informó que cambiaría su estrategia de transporte de combustible por ductos, con el propósito de fortalecer la seguridad, al trasladar exclusivamente por esos medios gasolinas y diesel no terminados, que en esa etapa no son aptos para el uso en vehículos y plantas industriales.

“Cabe destacar que ahora la mezcla final de estos productos se llevará a cabo directamente en las terminales de almacenamiento de Pemex en el país, previo a su entrega a vehículos automotrices e industrias”, explicó la petrolera en un comunicado.

El principal elemento que será eliminado de las gasolinas que saldrán de las refinerías a partir de ahora es el MTBE (metil-tert-butil-éter), un producto que acelera la ignición de arranque de un automóvil.
Este elemento MTBE se agregaría en la terminal de almacenamiento a las gasolinas y así se podrán vender al público, confirmó Pablo González Córdova, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas).


Sin embargo, queda la duda para los empresarios gasolineros de si será suficiente la capacidad de almacenamiento existente en el país, pues algunos estados no cuentan con una sola terminal de este tipo.

“Nos lleva a tener la duda a los empresarios gasolineros que de ahí recibimos diariamente los 200 millones de litros de gasolinas que se venden en el país, de si será suficiente la capacidad.

“Hay algunos estados de la República que no tienen terminales de almacenamiento
y en los que sí existen, la capacidad de almacenamiento está muy rezagada”, observó Pablo González Córdova.

Pemex informó a consulta de El Financiero que se pedirá a Estados Unidos que la gasolina que llega por ducto a Cadereyta se mande sin químicos. Cabe señalar que la mayor parte de los combustibles importados llega por barco.