Economía

Estímulos de la Fed deberían tener un tope: Plosser

01 febrero 2014 8:34 Última actualización 01 noviembre 2013 9:38

[Plosser cree que si se fija un monto específico de estímulo mejorará la economía de EU. / Reuters] 


 
Reuters
 
 
Charles Plosser, presidente de la Reserva Federal (Fed) de Filadelfia, lanzó este viernes la idea de fijar un monto máximo en dólares para el actual programa de compra de bonos del banco central, que actualmente está vinculado a una mejora del mercado laboral.
 
 
"En realidad me inclino a creer que es una mejor manera de salir de esto", afirmó. Asimismo, aseguró que un tope al alivio cuantitativo permitiría a la Fed revaluar la economía una vez que esto se haga.
 
 
"Valdría la pena que consideremos cómo vamos a salir de este programa de una manera prudente, sin confundirlo con nuestra orientación futura sobre las tasas de interés", agregó.
 
 
El banco central de Estados Unidos está comprando 85 mil millones de dólares en bonos del Tesoro e hipotecarios en un esfuerzo por impulsar la inversión, la contratación y el crecimiento.
 
 
El programa se inició en septiembre del 2012 y es la tercera ronda de alivio cuantitativo de la Reserva Federal, conocido como QE3.
 
 
La Fed ha dicho que al momento de decidir cuándo reducirá el programa mirará si los datos económicos apoyan su expectativa de una mejora en el mercado laboral y una mayor inflación.
 
 
Las compras de activos a raíz de la crisis financiera han incrementado el balance de la Fed hasta 3.7 billones de dólares, sembrando preocupaciones relativas a las burbujas de activos y a las dificultades que implicaría revertir los inéditos esfuerzos de alivio monetario.
 
 
Plosser, un denominado halcón antiinflación que no tiene derecho a voto en el comité de política monetaria durante este año, no dio a conocer un posible límite para el QE3.
 
 
El presidente de la Fed de Filadelfia predijo que los efectos económicos a corto plazo de la paralización parcial del gobierno deben ser pequeños, y añadió que el banco central debe tener cuidado de no permitir que la política fiscal de Estados Unidos conduzca las decisiones de política monetaria.
 
 
Plosser reveló que espera un aumento de entre 2.5 y 3 por ciento en el crecimiento del producto interno bruto de la mayor economía del mundo durante el próximo año.