Economía

Estimaciones del PIB disminuyen para 2014

Se amplía la brecha respecto al pronóstico oficial de 3.9%; la reforma hacendaria y el clima en EU, los factores en contra
Tlaloc Puga
13 marzo 2014 22:56 Última actualización 14 marzo 2014 5:0
Etiquetas
[Santander mantuvo en 3.8 por ciento el pronóstico de crecimiento para 2014. / Bloomberg / Archivo]  

Santander pronostica que la economía mexicana crecerá 3%./(Bloomber/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- La lista de especialistas del sector privado que se han visto obligados a actualizar sus previsiones de crecimiento económico para este año, ante la falta de señales claras de recuperación, se hace cada vez más larga, haciendo ver demasiado optimista el pronóstico de la Secretaría de Hacienda, de 3.9 por ciento.

El subdirector de análisis económico de Casa de Bolsa Vector, Luis Adrián Muñiz, explicó que actualmente se observa una economía mexicana desacelerada.

Indicó que los resultados de actividad económica con los que se cerró 2013 y con los que se está empezando 2014, distan de ser muy buenos, lo cual está orillando a los analistas a revisar sus expectativas.

“Hacienda está en su papel de mantener un escenario positivo para la economía, con el fin de meter confianza en los mercados en la medida de la posible, aunque los datos observados están diciendo que la economía mexicana está tardando en despegar”, sostuvo.

Muñiz explicó que las diferencias entre las estimaciones de crecimiento del sector privado y Hacienda, radican en el efecto que se está estimando de las reformas estructurales.

En este sentido, en Vector consideran viable que el Producto Interno Bruto (PIB) se expanda un 2.4 por ciento este año, ya que consideran que el efecto positivo de la reforma energética va tardar en observarse, mientras que la reforma hacendaria está restando dinamismo económico.

Victor Ceja, director de análisis económico de Casa de Bolsa Valmex, coincidió en que el pronóstico de Hacienda “está elevado” y prevé un retraso en la aprobación de las leyes secundarias de distintas reformas estructurales.

SEÑALES

“Hay todavía señales endebles de una recuperación económica en el país”, indicó.

Ceja expuso que las reducciones en las previsiones de crecimiento del sector privado se han derivado del magro desempeño que han presentado los datos económicos, ante la debilidad del entorno externo, el retraso en el gasto público y el impacto de los cambios fiscales, este último generando que tanto las empresas como los hogares gasten menos.

Indicó que si bien la producción industrial en enero reflejó crecimiento, la debilidad de las ventas de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) sugiere que el consumo interno continúa débil, lo cual pega en el desempeño económico.

Estimó que a partir del segundo trimestre se podrían observar señales más claras de recuperación, que irían de la mano con un mayor ritmo económico en EU. Por lo anterior, en Valmex estiman que el PIB se incrementará 3.2 por ciento en 2014.

Alejandro Cervantes, especialista de Banorte-Ixe, advirtió que no se tienen todavía los elementos necesarios para garantizar un mayor crecimiento económico durante el primer trimestre del año.

Consideró que las fuertes nevadas en EU han mermado el desempeño de las nuevas órdenes provenientes de ese país por productos manufactureros mexicanos.

En Santander pronostican que la economía mexicana presente un crecimiento de 3 por ciento durante este año. Rafael Camarena, economista del banco, considera que el principal riesgo a la baja para esta previsión es que el desempeño económico en EU no sea como se espera, en el rango del 2.5 al 3 por ciento.

Agregó que sería hasta 2015 cuando se verían los efectos de la reforma energética.