Economía

Éstas son las carencias sociales que más cayeron en 2014-2015

Las 32 entidades entidades federativas mostraron disminución de al menos una carencia social en este periodo, de acuerdo con la conclusión de la primera fase de los trabajos de análisis del Coneval y el Inegi del MCS 2015.
Zenyazen Flores
28 febrero 2017 16:7 Última actualización 28 febrero 2017 16:8
alimentación

alimentación (Cuartoscuro)

Las 6 carencias sociales que conforman a medición de la pobreza en el país mostraron una disminución entre 2014 y 2015, pero fueron las carencias por acceso a la seguridad social y acceso a la alimentación las que reportaron la mayor baja en el periodo de análisis, dio a conocer este martes el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Asimismo, las 32 entidades entidades federativas mostraron disminución de al menos una carencia social, pero resalta que la mayoría de los estados (27) tuvieron una baja en el porcentaje de la población con carencia por acceso a la seguridad social, siendo Baja California, Morelos y Tlaxcala los de mayor disminución.

Lo anterior se deriva de la conclusión de la primera fase de los trabajos de análisis que realizaron Coneval e Inegi sobre del 'Módulo de Condiciones Socioeconómicas 2015' (MCS 2015); en el cual el Consejo corroboró que las 6 carencias sociales sí son comparables con la serie histórica 2010-2014.

Cabe mencionar que la información más reciente sobre las carencias sociales corresponde al periodo 2014-2015 y que es la que difunde este martes Coneval.

1
CARENCIAS SOCIALES

 

La inseguridad es lo que más preocupa a mexicanos. (Shutterstock)

Entre 2014 y 2015, el porcentaje de la población a nivel nacional con carencia por acceso a la seguridad social presentó la mayor disminución, al pasar de 58.5 a 56.6 por ciento de la población; en particular, hay una reducción importante en la población de 65 años o más sin acceso a la seguridad social.

No obstante, el Coneval apunta que a pesar del avance en esta materia, la seguridad social sigue siendo la carencia social más alta que padece la población mexicana.

Después le sigue la carencia por acceso a la alimentación, al pasar de 23.4 a 21.7 por ciento; y enseguida la carencia por acceso a los servicios de salud al pasar de 18.2 a 16.9 por ciento de la población.

La carencia por acceso a servicios básicos en la vivienda pasó de 21.2 a 20.5 por ciento, la carencia por rezago educativo bajó de 18.7 a 17.9 y la carencia por calidad y espacios de la vivienda fue la de menor avance al pasar de 12.3 a 12 por ciento.

CARENCIAS POR ENTIDADES

De 2014 a 2015 todas las entidades federativas mostraron disminución de al menos una carencia social.

En ese periodo, los estados que presentaron reducciones en el porcentaje de la población afectada por todas las carencias sociales fueron Baja California Sur, Chihuahua y Sinaloa, mientras que aumentó de 13 de 32 el número de entidades federativas que han mejorado la carencia por acceso a los servicios básicos.

En 2015, las entidades federativas que mostraron un mayor porcentaje de población con rezago educativo, carencia por acceso a la seguridad social, calidad y espacios en la vivienda o acceso a los servicios básicos en la vivienda fueron Chiapas, Oaxaca y Guerrero, mientras que las de menor población con carencias sociales son Nuevo León y Chihuahua.

1
INGRESO LABORAL

 

Peso

Coneval explicó que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) continúa analizando los factores que permitan explicar la inconsistencia que el 'MCS 2015' muestra para el ingreso entre 2014-2015.

"Debido a que actualmente continúa el análisis sobre el ingreso de los hogares del 'MCS 2015' que está llevando a cabo el Inegi, no es recomendable utilizar esa variable para comparar la serie histórica", expuso.

Sin embargo, Coneval presenta de manera complementaria a la evolución de las carencias, el ingreso laboral per cápita de los hogares de 2010 a 2016, el cual sólo considera los ingresos provenientes del trabajo de los integrantes del hogar, con la finalidad de contar con una aproximación a la tendencia del ingreso corriente total per cápita de los hogares mexicanos.

Entre 2010 y 2014 el ingreso laboral real disminuyó 5.5 por ciento, sin embargo, debido a que durante 2015 y 2016 se presentó una menor inflación y mayor dinamismo del empleo, el poder adquisitivo del ingreso aumentó 5.9 por ciento entre 2014 y 2016.

"La recuperación en 2015-2016 implicó que el ingreso laboral real de 2016 sea muy similar al nivel de 2010; el aumento del ingreso laboral fue de sólo 0.1 por ciento entre 2010 y 2016", indicó.

: