Economía

Estas industrias son las más expuestas a las políticas de Trump: Fitch

La calificadora indicó en un reporte que cinco sectores industriales mexicanos se verían deterioradas tanto en términos comerciales como en sus exportaciones si la renegociación del TLCAN derive en una reforma proteccionista. 
Notimex
13 junio 2017 19:11 Última actualización 13 junio 2017 19:53
Vanguardia.  El sector automotriz ha sido uno de los más exitosos en el país; requiere tener el  talento humano adecuado. (Cortesía)

Vanguardia. El sector automotriz ha sido uno de los más exitosos en el país; requiere tener el talento humano adecuado. (Cortesía)

Las corporaciones mexicanas se enfrentan a grados diferentes de exposición a una reforma potencial del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre México, Estados Unidos y Canadá, de acuerdo con la firma Fitch.

La calificadora internacional de riesgo crediticio consideró a las industrias automotriz, manufacturera, de bebidas alcohólicas, bienes raíces y comercio como las más expuestas a políticas proteccionistas estadounidenses.

El caso base de Fitch para México indica un deterioro moderado de los términos comerciales, que se limita a algunos sectores, refirió en un reporte.

Casi un cuarto (24 por ciento) de las compañías exportan dentro del portafolio de corporativos no financiero calificado mexicano, mientras que 42 por ciento tienen operaciones en el exterior y 47 por ciento solo operan en México, expuso.

Indicó que las operaciones en el exterior generan ingresos en divisas fuertes y proveen flexibilidad para una porción material del portafolio, por lo que pueden mitigar el impacto crediticio de disrupciones comerciales potenciales, aunque los exportadores están más expuestos.

“Un mayor grado de incertidumbre en cuanto a la renegociación inminente del tratado y el prospecto de disrupción al estatus quo en el corto a mediano plazo es evidente”, apuntó la agencia evaluadora.

Señaló que durante los 23 años del TLCAN, las compañías han desarrollado cadenas de suministro intrincadas a lo largo de toda la región, por ejemplo, muchos proveedores de autos mexicanos son los únicos en la región para ciertos componentes con infraestructura de fabricación conjunta.


La capacidad de producción automotriz de Estados Unidos está actualmente aproximadamente 95 por ciento, por lo que no sería posible cambiar la producción en el corto plazo, estimó Fitch Ratings.

Comentó que los efectos directos podrían tener un impacto en los fabricantes de automóviles y otros productores, pero los impactos secundarios -como economía desacelerada, la depreciación mayor de la tasa de cambio y el aminoramiento de la inversión extranjera directa-, podrían afectar la economía en general.

Bajo este escenario, la calificadora añadió, compañías domésticas, cíclicas –como comercios o productores de bebidas alcohólicas- podrían enfrentar riesgos si el gasto de los consumidores disminuye.

De acuerdo con Fitch, las empresas mexicanas enfrentan ciertas adversidades durante 2017, relacionadas con un crecimiento económico menor, inflación y tasas de interés mayores, sumado a incertidumbre por una renegociación potencial del TLCAN.

Además, la volatilidad de la divisa mexicana debería seguir planteando ciertos riesgos para los resultados financieros.

Del portafolio de calificación corporativo mexicano, 85 por ciento muestra perspectivas “estables”, mientras que 10 por ciento del mismo portafolio muestra perspectivas u observaciones “negativas” en el primer trimestre de 2017; en tanto que 5.0 por ciento restante tiene perspectivas “positivas”.