Economía

Estados podrían elevar deuda si es para obras de infraestructura: Interacciones

Gerardo Salazar, director general de Banco Interacciones, aseguró que con la Ley de Disciplina Financiera el nivel de deuda de los estados y municipios no representa un riesgo para la banca del país.
Leticia Hernández
14 junio 2016 14:19 Última actualización 14 junio 2016 14:38
[Lo aplicará para sustituir deuda y recalendarizarlo en periodos de mayor plazo / Bloomberg]

[Lo aplicará para sustituir deuda y recalendarizarlo en periodos de mayor plazo / Bloomberg]

Las posibilidades de que aumente el nivel de endeudamiento de los estados y municipios no significa un riesgo sistémico para la banca mexicana, por el contrario, con la Ley de Disciplina Financiera se abren oportunidades comerciales una vez que estas entidades podrán elevar su endeudamiento si es para mejorar la calidad de vida de sus gobernados mediante proyectos de infraestructura, señaló Gerardo Salazar, director general de Banco Interacciones.

“No hay riesgo sistémico de ninguna forma, al contrario, se abre una oportunidad comercial interesante con la Ley de Disciplina Financiera. Se dice que los estados se pueden endeudar hasta el 15 por ciento de sus ingresos de libre disposición. Los ingresos tanto de los Estados y Municipios tienen una tendencia positiva y creciente en los últimos años y lo que podemos ver en enero y mayo de este año es que los ramos en 28, 33 en el agregado vienen subiendo”, dijo.

Entrevistado en el marco del Foro Debtwire, realizado en la Ciudad de México y organizado por Mergermarket, el directivo del banco que ha mantenido una enfoque en atender las necesidades de financiamiento de estados y municipios en el país, destacó que la Ley de Disciplina Financiera para Entidades Federativas y Municipios en vigor a partir de abril pasado, abre oportunidades comerciales muy relevantes a estados que no han potenciado la capacidad de subir el estándar de vida de sus gobernados con proyectos de infraestructura o de inversión pública productiva.

Explicó que esta ley garantiza que el destino de los créditos e inversión pública productiva o proyectos de infraestructura que creen un mejor nivel de competitividad y una potencial recaudación más abundante lo que aumenta la capacidad de endeudamiento en el mediano y largo plazo de los Estados y Municipios.

“No es un tema sistémico, si sectorial en donde el proceso cambia y abre oportunidades de negocio muy relevantes. En un proceso más ordenado, al ojo del escrutinio público y con la rendición de cuentas de transparencias”, apuntó.

: