Economía

Estable, la demanda global de oro en 1T15: World Gold Council

Las compras por parte de los bancos centrales hilaron 17 trimestres en los que estos organismos financieros han sido compradores netos para diversificar sus activos.
Leticia Hernández Morón
14 mayo 2015 10:36 Última actualización 14 mayo 2015 12:10
Oro

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La demanda global de oro para fabricación de joyería, tecnología, demanda física en barras y monedas y a través de instrumentos de inversión como ETFs, se mantuvo muy neutral durante el primer trimestre del año con un descenso de sólo 11 toneladas, el 1 por ciento, a mil 79 toneladas, a pesar de sustanciales diferencias entre geografías y sectores.

En términos de valor, debido a un precio promedio por onza durante el periodo de mil 218.5 dólares, 6 por ciento inferior al año anterior, la demanda total se redujo 7 por ciento a 42 mil 282.1 millones de dólares.

De acuerdo con el reporte liberado este jueves por el Consejo Mundial del Oro sobre la Tendencia de la Demanda Global de Oro en el Primer Trimestre del 2015, hubo movimientos mixtos entre las categorías que demandan el metal precioso, mientras que para fabricación de joyería la demanda disminuyó 3 por ciento comparado con el mismo trimestre del 2014 a 600.8 toneladas, el 55.7 por ciento de la demanda total del metal en el trimestre.

En cambio, fue sorpresivo el incremento de 4 por ciento registrado en las compras con fines de inversión a un volumen total de 278.8 toneladas. Fue el primer trimestre con un movimiento positivo en esta categoría desde el último cuarto del 2012.

En cuando a las compras por parte de los bancos centrales, éstas se mantuvieron prácticamente sin cambios para hilar 17 trimestres en los que estos organismos financieros han sido compradores netos para diversificar sus activos. Compraron 119.4 toneladas, igual que en el mismo trimestre del año anterior

El comportamiento de la demanda del metal precioso en México también tuvo comportamiento mixto. Se compraron 4 toneladas para fabricación de joyería, volumen 6 por ciento superior al del año anterior; en tanto que las compras de oro físico, en barras y monedas cayeron 23 por ciento a 0.5 toneladas, según el reporte del World Gold Council.

La demanda del metal directa por parte del consumidor final, que suma su consumo de joyería y la compra como inversión en barras y monedas, aumentó 2 por ciento a 4.5 toneladas, siendo el único país de América en mejorar en este renglón su demanda.

En cuanto a las reservas del Banco de México en oro, éstas se ubicaron en 122.4 toneladas, equivalentes al 2 por ciento del total, lo que ubica al país en el sitio 30 dentro de los 40 países con mayores reservas en el metal precioso.