Economía

Estabilidad y mercado interno, prioridades de la agenda económica: Concamin

La Confederación de Cámaras Industriales que durante este año la volatilidad marcará la pauta en el comportamiento de los mercados financieros, por lo que México debe fortalecer la planta productiva nacional.
Notimex
24 enero 2016 14:10 Última actualización 24 enero 2016 14:16
mercado

La Concamin asegura de que este es el momento para fortalecer el mercado interno. (Cuartoscuro)

Asegurar la estabilidad económica y consolidar las bases internas del crecimiento deben ser las dos prioridades de la agenda económica en 2016, consideró la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

En su publicación mensual “Pulso industrial”, señala que el arranque de 2016 confirma que la economía mundial se mueve en medio de un terreno frágil y resbaloso, y que la volatilidad marcará la pauta en el comportamiento de los mercados financieros.

Frente a un panorama internacional nublado e incierto, México debe concentrar sus esfuerzos y recursos en torno al fortalecimiento de la planta productiva nacional, subraya el organismo industrial.


“En la Concamin estamos convencidos de que este es el momento para fortalecer el mercado interno e impulsar la generación de riqueza a partir del fortalecimiento de la planta productiva nacional”, apunta.

En el editorial de la publicación, afirma que sólo así el país podrá reducir su dependencia de lo que sucede en el exterior y atenuar el impacto de acontecimientos que están fuera de su control.

En su opinión, una lección que debe aprenderse y aplicar es que en la medida en que México dependa más del esfuerzo propio y menos de los impulsos del exterior, estará en condiciones para definir el rumbo a seguir, el ritmo a avanzar y el perfil incluyente de la estrategia que decida aplicar.

“En efecto, en 2016 enfrentamos dificultades crecientes e importantes desafíos, pero también nos ofrece una invaluable oportunidad para impulsar un estilo de crecimiento que se apoye más en el mercado interno y en la planta productiva nacional. De nosotros depende aprovecharla”, argumenta.

La Concamin expuso que 2016 tuvo un difícil arranque ante el inicio de un ciclo monetario caracterizado por el encarecimiento del dinero, fortalecimiento del dólar, aumento de la volatilidad bursátil y reconfiguración de los portafolios de inversión.

“En 2016 nos moveremos en un entorno financiero internacional complejo, difícil y lleno de riesgos para economías como la mexicana”, subraya el organismo.

Si bien será un año difícil para la economía mundial, insiste en que también ofrecerá oportunidades para el crecimiento de los países que definan y ejecuten eficazmente programas específicos para el fortalecimiento de sus estructuras productivas, y “es ahí donde México tiene un desafío y una oportunidad”.

El organismo expuso las tres tareas que definen los objetivos de una buena política económica en tiempos de incertidumbre y volatilidad: primera, la creación y consolidación de un ambiente estable y propicio para la inversión y la operación de los negocios.

La segunda, el impulso a la competitividad y productividad de los sectores que integran la planta productiva, y la tercera, el aprovechamiento de las compras gubernamentales para impulsar el mercado interno, estimular la producción de bienes y servicios, y favorecer a los productores que ofrecen bienes con calidad.

Resalta que es posible dar un impulso al sector fabril mexicano, vía las partidas presupuestales que a escala federal, estatal y municipal se destinarán a la compra de bienes y servicios, así como a proyectos de inversión pública.

Así, el organismo hizo cuatro propuestas para aprovechar el poder de compra gubernamental en favor de la reactivación ordenada de la actividad industrial.

La primera es que los gobiernos estatales suscriban un acuerdo para efectuar sus compras e inversiones en el primer semestre a partir de criterios precisos de transparencia, pago oportuno y rendición de cuentas.

También, destinar 35 por ciento de las compras y obras públicas en favor de las pequeñas y medianas empresas como objetivo prioritario de los tres niveles de gobierno, a fin de convertir la Reserva de Mercado en auténtica promotora del desarrollo de las empresas elaboradoras de productos de calidad.

Otra propuesta es que los titulares de los gobiernos estatales y municipales se comprometan a liquidar adeudos a proveedores y reducir a 30 días los plazos de pago, para no causar innecesarios problemas de liquidez y capital de trabajo a las empresas y sus cadenas de valor.

Además, definir la cartera de proyectos de inversión en infraestructura con alto impacto en el corto plazo en materia de competitividad y el crecimiento económico, así como concentrar y difundir en un solo portal la agenda de obras públicas autorizadas para 2016 y otorgar prioridad a empresas nacionales.

: