Economía

¿Está Nuevo León
en la bancarrota?

Autoridades del gobierno de Nuevo León afirmaron que el estado tiene problemas de flujo económico pero no por ello está en la quiebra; sin embargo, integrantes del equipo de Jaime Rodríguez señalan que la deuda es tan grande que tendrá que ser pagada durante varias administraciones. 
Juan Antonio Lara /Daniel Anguiano
11 agosto 2015 0:24 Última actualización 11 agosto 2015 5:5
Bronco

Jaime Rodríguez se comprometió a sanear las finanzas de Nuevo León en sus primeros tres años de gobierno. (Cuartoscuro)

Un tema fundamental en el proceso de transición del gobierno de Rodrigo Medina al del gobernador electo, Jaime Rodríguez Calderón, es el de las finanzas públicas, pues mientras que El Bronco señala que están quebradas, funcionarios de la administración saliente rechazan esta afirmación.

Cuando se reunió con el presidente Enrique Peña Nieto, Rodríguez Calderón se comprometió a sanear las finanzas en sus primeros tres años de gobierno.

Rodolfo Gómez Acosta, secretario de Finanzas y tesorero del estado, rechazó que las finanzas públicas estén al borde de la quiebra.
“Eso lo hemos dicho en muchas ocasiones. El tema de que se tengan problemas en el balance operativo y que las entidades tengamos problemas de flujo, que somos entidades deficitarias, no quiere decir que estén quebradas”.

Añadió que se ha hecho un esfuerzo continuado desde 2013 con resultados positivos.


Por su parte, Fernando Elizondo, coordinador general del equipo de transición de Jaime Rodríguez, dijo que la deuda pública de Nuevo León es tan grande que no sólo afectará al sexenio entrante, sino a varias administraciones más. “Las finanzas públicas no están en buena situación. Eso es una realidad. El nuevo gobierno hereda toda esa deuda del gobierno actual y los nuevos gobiernos de aquí a varias administraciones”, dijo en entrevista.

Gómez Acosta detalló que se tiene una cartera corriente de deuda con proveedores de mil 300 a mil 600 millones de pesos, que es revolvente. “Es una cuenta que se ha mantenido bajo control. No sé de dónde sale la cifra de 20 mil millones. La deuda a proveedores ha sido un renglón que se ha comportado bien. La hemos ido disminuyendo de manera significativa”, afirmó.

“Venimos del orden de 4 mil 600 millones de pesos que traíamos desde el inicio de esta administración, a mil 300 o mil 600 millones de pesos”, anotó.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda, durante la administración de Rodrigo Medina la deuda de la entidad registró un incremento de 125.6 por ciento al cerrar en 61 mil 77 millones de pesos al primer trimestre de este año, respecto a los 27 mil 71 millones del cierre de 2009.

Esta alza se ha reflejado en las calificaciones de Fitch, que bajó de A+ en 2009 a BBB+ actual.