Economía

¿Está lista la economía mundial para romper
el secreto bancario?

Para 2017 50 países romperán con el secreto bancario a raíz de la implementación del estándar global para el intercambio de información de cuentas, impulsado por la OCDE y el G20 y con el cual las autoridades podrán acceder a nombres, direcciones,  números de cuenta, saldos, intereses y dividendos.
Dainzú Patiño
17 noviembre 2014 17:46 Última actualización 17 noviembre 2014 17:48
Cajero automático. (Braulio Tenorio)

El Common Reporting Standard comparte principios con la Ley de Cumplimiento Fiscal sobre Cuentas Extranjeras. (Archivo El Financiero)

CIUDAD DE MÉXICO.- En 2017 las autoridades fiscales de 50 países tendrán acceso y compartirán nombres y saldos de sus ciudadanos con cuentas financieras en el extranjero, rompiendo el secreto bancario.

Esto avanza a raíz de la implementación del estándar global para el intercambio de información de cuentas (CRS, Common Reporting Standard), el cual comparte principios con la Ley de Cumplimiento Fiscal sobre Cuentas Extranjeras (FATCA), promulgada en 2010 en Estados Unidos (EU).

El CRS es impulsado por el G20 y la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), también cuenta con el compromiso de ser adoptado por México a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT).


El objetivo de este tipo de proyectos es evitar la evasión del pago de impuestos por cuentas en el extranjero. Por lo que, si eres mexicano y tienes cuentas en el extranjero, o vivirás por un tiempo fuera del país y abres una cuenta, deberás estar al corriente del pago de impuestos y declaraciones anuales por este concepto.

Considera que, Alemania, España, Francia, Islas Caimán, Italia, Irlanda, Luxemburgo y Reino Unido, son algunos de los 50 países que adoptarán el CRS en 2017.

Las autoridades tendrán acceso a nombres, direcciones, números de identificación fiscal, fechas y lugares de nacimiento, números de cuenta, saldos o valores de las cuentas, así como intereses, dividendos y ganancias por las ventas de activos financieros.

EFECTOS EN EU

La implementación de estos estándares, como el FATCA, ha impulsado la renuncia de miles de estadounidenses a su ciudadanía.

“Consideramos que es algo inconstitucional, sólo con un veto presidencial puede ser revocable, estadounidenses tienen problemas para abrir cuentas en el extranjero. Los bancos niegan o dificultan la apertura de cuentas en vista de que emitir la información cada año, tiene un costo para las instituciones bancarias. No se sabe si se da correcto manejo a la información”, comentó en entrevista Larry Rubin, presidente de la American Society en México.

El CRS es parte de un plan más grande, el Proyecto BEPS (Proyecto de Acción Contra la Erosión de la Base Gravable y la Transferencia de Beneficios), el cual busca establecer un marco de regulación fiscal internacional estandarizado y evitar la evasión fiscal corporativa.
Con información de la OCDE y el SAT.