Economía

Esquisto revertirá baja
del petróleo, afirma
CEO de Halliburton

Dave Lesar, CEO de Halliburton, comentó que la demanda de petróleo crece pero a un ritmo más lento, situación que se corregirá sola particularmente en lo que respecta a la producción de esquisto de Estados Unidos.
Bloomberg
04 noviembre 2014 18:14 Última actualización 04 noviembre 2014 18:14
Halliburton

Al igual que otros petroleros, Dave Lesar dijo no preocuparse por la baja del precio del petróleo. (Bloomberg)

El máximo responsable ejecutivo de Halliburton, Dave Lesar, se suma al coro de ejecutivos petroleros que dicen que no les preocupa la declinación del precio del petróleo y estiman que subirá el año próximo.

“A pesar de lo que se piensa, la demanda crece, si bien a un ritmo más lento que antes”, dijo. La presión descendente sobre los precios se debe sobre todo a un exceso de oferta, y Lesar dijo que eso pronto se corregirá solo, en especial en lo que respecta a la producción de esquisto de los Estados Unidos.

A diferencia del petróleo convencional, los pozos de esquisto se agotan rápido y las compañías dependen de constantes nuevas perforaciones para mantener el nivel de producción. Eso también hace que el esquisto sea más susceptible a los movimientos de los precios. Si los precios bajan, desalentarán nuevas perforaciones, lo que eliminará con rapidez la abundancia de reservas de crudo, dijo Lesar.


Halliburton, que es la mayor proveedora del mundo de servicios de fracturación hidráulica o fracking, tal vez tenga la mejor perspectiva sobre cuál es el motor del auge del esquisto en los Estados Unidos.

En una entrevista en la sede de la compañía en Houston, Lesar dijo también que el desequilibrio entre oferta y demanda es temporario y que es probable que los precios permanezcan entre los 80 dólares y los 100 dólares por barril.

El ritmo vertiginoso de la perforación de esquisto en los últimos años ha llevado la producción de petróleo al nivel más alto en 31 años en momentos en que se reducían los pronósticos sobre la demanda global. El precio del crudo estadounidense cayó más de 25 por ciento desde junio. Ronda los 80 dólares por barril y se estima que bajará aun más.

La caída de los precios puede perjudicar a Halliburton, ya que los productores de petróleo tendrían menos efectivo que destinar a equipamiento y servicios de fracturación hidráulica que proporciona la compañía de Lesar.