Economía

Espíritu empresarial aumenta nuevamente

Un informe de la OCDE  asegura que regresó el espíritu empresarial, debido al nacimiento de compañías en la mayoría de las economías.
Jassiel Valdelamar
28 septiembre 2016 0:13 Última actualización 28 septiembre 2016 9:26
Trabajadoras querétaro industria automotriz

En promedio, las empresas más pequeñas tienen niveles de productividad laboral más bajas que las grandes empresas. [Archivo]

Los datos más recientes, entre finales de 2015 y principios de 2016, proporcionan señales de que el espíritu empresarial está creciendo de nuevo, ya que la mayoría de las economías presentan tasas de creación de empresas con una tendencia al alza, de acuerdo con el informe “Entrepreneurship at a Glance 2016” elaborado por la OCDE.

Aunado a esto, el estudio reveló que existe una visión más positiva sobre la creación de empleo, pues alrededor de la mitad de las empresas con 50 o más empleados de las economías del G-7 esperan aumentar el empleo en los próximos seis meses.

Según el estudio, existe una proporción importante de empresas con menos de tres años de edad que tienen previsto aumentar el empleo en el corto plazo, mayor que la proporción correspondiente a las empresas de más de diez años de antigüedad en casi todos los países.

“Esto debería ayudar a impulsar el crecimiento y comenzar a revertir la débil contribución posterior a la crisis de las creaciones de empresas para el empleo en general”, indicó el documento.

Por otra parte, destacó que las mejoras en las creaciones de empresas también deberían ayudar a impulsar el crecimiento de la productividad laboral, ya que hay pruebas que apuntan a una correlación entre las start-ups y el crecimiento de la productividad.

En promedio, las empresas más pequeñas tienen niveles de productividad laboral más bajas que las grandes empresas, en particular en el sector de la manufactura.

También destacó que en todos los países, la mayoría de las micro y pequeñas empresas no exportan, ya que sólo entre el 10 y el 40 por ciento de las pymes son exportadores directos. En general, la participación de todas las empresas que participan en el comercio internacional varía significativamente entre los países, por ejemplo, la proporción de empresas que exportan en Alemania es tres veces más grande que en Francia.