Economía

Especulación por alza de tasas de la Fed en septiembre sigue
en pie: analistas

Los mercados estarán atentos al reporte de la nómina no agrícola de agosto que se publicará el 4 de septiembre, en el que se prevé una creación de 220 mil plazas y la tasa de desempleo en 5.3%.
Clara Zepeda
31 agosto 2015 10:35 Última actualización 31 agosto 2015 10:46
FED. (Bloomberg)

FED. (Bloomberg)

Arranca una semana importante para la especulación alrededor de si la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) aumenta o no las tasas de los fondos federales en su próxima reunión el 17 de septiembre.

La Fed podría repensar un alza de tasas que se anticipaba para dentro de dos semanas, pero la información reciente sugiere una economía en movimiento a tasas moderadas.

Y es que la información que se publicará en esta semana, principalmente la nómina no agrícola, será importante para los inversionistas que se sienten despistados con relación al aumento de tasas.

“Haga lo que haga la Fed, su comunicado intentará frenar el nerviosismo bajo el argumento, ya repetido varias veces, de que aumentos posteriores serán graduales y dependientes aun de la evolución de la economía. La especulación alrededor de este evento garantiza algo de volatilidad en las siguientes semanas, pero vemos un mercado menos tenso después”, advierte Rodolfo Campuzano, director de Estrategia y Gestión de Portafolios de Invex.

Añade que la especulación acerca de si la Reserva Federal subirá o no las tasas de referencia en su reunión del 17 de septiembre sigue en pie.

Por su parte, Delia Paredes, director ejecutivo de Análisis y Estrategia de Banorte-Ixe, asegura que las condiciones internas para que la Fed suba tasas en su reunión de septiembre siguen dadas. En particular, los mercados están atentos al reporte de la nómina no agrícola de agosto --a publicarse el 4 de septiembre--, que se prevé una creación de 220 mil plazas y la tasa de desempleo en 5.3 por ciento.

“La atención está puesta en la Fed, que hasta hace poco tiempo parecía estar más que listo para iniciar la normalización de las condiciones monetarias, pero que dada la coyuntura actual considera que el caso a favor de un aumento en septiembre se ha vuelto menos atractivo”, expresó Paredes.

Si bien la Fed considerará todos los eventos internacionales, Paredes considera que la autoridad estadounidense ha dicho en repetidas ocasiones que es totalmente dependiente de los datos, por lo que es muy probable que la decisión de retrasar el alza no esté del todo tomada.

Una eventual alza de la tasa de interés de los fondos federales confirmaría la fortaleza de la actividad económica y las perspectivas favorables que se tienen para los siguientes trimestres. Ello disminuiría los temores relativos de una desaceleración no prevista para Estados Unidos.