Economía
entrevista
José Vicente Corta Fernández, Socio de White & Case México

Es necesario aplicar
las leyes para un
mejor sistema jurídico

El sector financiero del país no requiere de una mayor legislación, sino enfocarse en que los procesos tengan mayor eficacia y balance para así tener un mejor sistema jurídico, afirmó José Vicente Corta Fernández.
Leticia Hernández
07 enero 2015 23:13 Última actualización 08 enero 2015 5:5
Vicente Cota

El sistema financiero no requiere de más leyes sino de una mejor aplicación de éstas, indicó el socio de White & Case. (Braulio Tenorio)

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante situaciones en las que las autoridades ejercen sus facultades respecto a instituciones financieras con problemas de solvencia o que realizan acciones indebidas, se debe buscar un balance entre la eficacia de la autoridad con la necesidad de que los afectados tengan derecho a defenderse.

Bajo la óptica de José Vicente Corta Fernández, abogado especialista en regulación de entidades financieras y transacciones corporativas y socio de White & Case, no es necesario emitir más leyes, sino enfocarse en que los procesos sean más eficaces, oportunos y balanceados para tener un sistema jurídico mejor y una operación del sistema financiero más ventajosa.

Quien fuera funcionario de la SHCP, secretario ejecutivo del IPAB y presidente de la Consar, percibe en el sector energético el motor de desarrollo de México hacia el futuro y confía en que los inversionistas ponderen las oportunidades sobre los riesgos sociales y de seguridad.

___¿Cómo afectan casos como Oceanografía a la percepción sobre el sistema financiero mexicano?
___ En México el sector financiero tradicionalmente era un sector en donde no había riesgos de bancos que pudieran tener un problema porque era un sector menos competido, menos desarrollado. Cualquier sector financiero en donde hay una competencia real, hay riesgo de que las instituciones fallen. En un mercado libre, de libertad económica, los intermediarios más exitosos van a prevalecer entre los menos exitosos que van a ser adquiridos o van a desaparecer.

___¿Estas situaciones son derivadas de la libre competencia o existen deficiencias en el marco regulatorio?
___ Yo creo que cualquier país que revisemos vamos a encontrar que las autoridades ejercen sus facultades y toman decisiones respecto a instituciones que pueden tener problemas de solvencia o estar realizando actividades indebidas. Lo importante es que la ley se aplique. Yo creo que en México, cada vez que hay un problema queremos sacar una nueva ley y en mi experiencia no se necesitan nuevas leyes, lo que se necesita es aplicar las leyes que existen que le dan a la autoridad los elementos necesarios para ejercer y realizar sus facultades.

Debemos de ver con nuevos ojos que la autoridad esté interviniendo y actuando cuando lo debe hacer, sería mucho más preocupante tener un sistema en el que hubiera casos de instituciones que no estén funcionando bien y que la autoridad, por no querer asumir la responsabilidad y los costos políticos y sociales que generan este tipo de decisiones, dejara crecer los problemas.

Creo que son temas acotados, de fraudes o de actividades muy bien delimitadas de instituciones que no pudieron crecer más, pero que se les intervino en un momento adecuado. Es mejor una autoridad que está actuando oportunamente que una autoridad que deja que las cosas se traten de resolver sin su intervención y que permita que los problemas crezcan.

___¿Por qué estos temas permanecen sin resolver por años?
___La mayor parte de los temas que no se resuelven tienen que ver con recursos legales y con procedimientos y ahí hay cierta necesidad de balancear la eficacia de la autoridad con la necesidad de que los afectados tengan derecho a defenderse.

Un sistema jurídico que permitiera a la autoridad tomar acciones sin ningún contrapeso de los particulares, no sería un sistema jurídico que nos resultara aceptable como sociedad democrática. Y un sistema judicial que ofrezca tantas oportunidades de defensa, que la acción de la autoridad se pierda, tampoco sería aceptable. Siempre hay que buscar un balance en esto y otra vez, en mi experiencia, los procedimientos judiciales si se extienden más de la cuenta no es porque las leyes fallen, sino porque quienes aplican esas leyes y aquí estoy hablando del poder ejecutivo pero también del poder judicial, se toman tiempos más largos que los que deberían o abren opciones más allá de lo razonable para la defensa de ciertos derechos.

En lo que hay que enfocarse es en que los procesos sean más eficaces, oportunos y balanceados y esto nos va a permitir tener un sistema jurídico mejor y una operación del sistema financiero que también sea más ventajosa.

___En la perspectiva global se habla de un escenario favorable para fusiones y adquisiciones en el sector financiero, ¿se advierte también en México?
___La penetración del sector financiero en México y del sector bancario es muy baja en relación con el Producto Interno bruto y hay mucha oportunidad de desarrollo. Yo creo que hay tanto espacio para que las instituciones que están crezcan, como para que haya cierto nivel de consolidación y también para que sigan entrando nuevos participantes al sector. Yo, en lo personal, creo que deberíamos de seguir revisando la regulación a efecto de facilitar el que haya más participantes especializados en el sector financiero para que generen más competencia y mejor servicio para el usuario.

Si crecen este tipo de instituciones más pequeñas y medianas, es donde habrá un nivel de consolidación, en las instituciones más grandes difícilmente puede darse, además de que muchas de ellas al ser parte de conglomerados internacionales, dependen de las decisiones que se tomen a nivel global.

___¿Cómo percibe el México de cuando la firma llegó respecto a ahora?
___El despacho White & Case llega a México tras la firma del Tratado de Libre Comercio, cuando se abre la oportunidad de que despachos extranjeros ofrezcan sus servicios en México. Creo que la economía del país se ha transformado radicalmente de aquél entonces a la fecha para bien, es una economía mucho más madura, mejor regulada y que ofrece más oportunidades a los inversionistas. En concordancia con esto, el despacho tiene planes de expansión, tenemos mucho interés en fortalecer todas las áreas en las que participamos, nuestro concepto es acompañar empresas en sus planes de negocio, no dar un servicio con todos los aspectos de su negocio, pero sí en las principales decisiones de los inversionistas en México.

Estamos muy claros en qué hacemos, como nos queremos distinguir, no estamos diseñados a ser un despacho masivo. Lo que hacemos es generar relaciones de largo plazo con nuestros clientes y acompañarlos en sus principales proyectos de negocios.

___¿Cómo vislumbra el panorama para el 2015?
___Yo creo que el tema de México es energía. La situación actual del sector energético es de un retraso muy importante pero tenemos una ley de clase mundial que da la posibilidad de que se desarrolle el mercado en los diferentes sectores de manera muy importante. El potencial de poder crecer de un sector subdesarrollado a uno que puede volverse de clase mundial va a traer operaciones para empresas constructoras, financieras, de ingeniería, logística, transporte, de ductos, etc., que pueden tener muchas oportunidades de almacenamiento, de energías alternativas, de exportación e importación, de distribución, etc. Nosotros como despacho nos estamos preparando para poder acompañar a nuestros clientes en esa trayectoria.

___Estas oportunidades, ¿tienen mayor peso que temas de seguridad e inconformidad social?

___Yo creo que ningún inversionista debe ignorarlos ni minimizarlos, todos son temas importantes, pero la experiencia que tenemos nosotros es que los inversionistas de largo plazo, que conocen de las inversiones en diferentes lugares del mundo, ven con interés e inquietud este tipo de fenómenos pero perciben que son mucho más las oportunidades que ofrece el país, que los riesgos.

Quienes aplican esas leyes (...) se toman tiempos más largos que los que deberían o abren opciones más allá de lo razonable para la defensa de ciertos derechos