Economía

Es momento de que OPEP convoque a cumbre de jefes de Estado: Maduro

Con el fin de proponer recortes en la producción de crudo y elevar su precio, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, señaló que es momento de que la OPEP convoque a un reunión a los jefes de Estado de los países productores.
Reuters
14 septiembre 2015 20:47 Última actualización 14 septiembre 2015 20:47
Maduro

La OPEP debe convocar a reunión a los países productores de petróleo, afirmó el presidente de Venezuela. (Reuters)

CARACAS.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, consideró el lunes que "es el momento" para que la OPEP convoque a una reunión de jefes de Estado de países productores de crudo, dentro y fuera del grupo, con el fin de elevar el precio del petróleo.

El mandatario lleva meses presionando para concretar una reunión de emergencia en el seno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en la que participen productores externos al grupo como Rusia, en un intento por frenar la caída de los precios del crudo.

La propuesta de Maduro, sin embargo, ha sido bloqueada por Arabia Saudita y sus aliados del Golfo Pérsico.

En su discurso del lunes por la celebración del aniversario del grupo, Maduro dijo que propondrá a sus socios la introducción de recortes en la producción de crudo y la aplicación de bandas de precios para el crudo con un piso cercano a 70 dólares.


"Es el momento para que la OPEP convoque a una cumbre de jefes de Estado", dijo Maduro ante varios representantes diplomáticos de sus socios de la OPEP, como Arabia Saudita.

Horas antes, una fuente gubernamental cercana a la delegación venezolana ante la organización dijo que el mandatario haría un anuncio "importante", en el marco del esfuerzo diplomático que inició su gobierno para reunir a los países productores de crudo y defender los precios.

Las declaraciones del presidente se producen después de que Arabia Saudita, el mayor exportador mundial de crudo, descartó la necesidad de una reunión de jefes de Estado que pudiera interferir en el mercado, dijeron fuentes a Reuters la semana pasada.

Sin embargo, el mandatario consideró que el encuentro es "viable". También dijo que los precios actuales cercanos a 40 dólares por barril ponen en riesgo la continuidad de las inversiones en los países productores.

En su discurso, el líder venezolano recordó la reunión de jefes de Estado de países OPEP que se celebró en Caracas en el 2000, por la gestión del fallecido presidente Hugo Chávez, y que dio paso a un repunte de los precios del petróleo.

Las reuniones de jefes de Estado entre los países OPEP no requieren del consenso previo de todas las naciones miembro como lo ameritan las reuniones extraordinarias, apuntó por su parte un ex gobernador de Venezuela ante la OPEP consultado por Reuters.

La presencia de Rusia y Arabia Saudita sería esencial para que esa reunión consiga tener un impacto sobre los precios del petróleo, destacó.

La nación sudamericana ha visto mermar severamente sus ingresos en divisas por el derrumbe de los precios del crudo, fuente de nueve de cada 10 dólares que recibe. La cotización de la cesta petrolera venezolana promedió la semana pasada 41.08 dólares por barril (dpb), menos de la mitad de los 88,42 dpb que promedió en 2014.

En ese contexto, Maduro visitó este mes Qatar y se reunió con su par ruso, Vladimir Putin, sin lograr consensos sobre acciones para amortiguar el derrumbe del mercado.