Economía

Es mejor actuar pronto que tarde frente a la baja inflación: Draghi

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, consideró que la zona uro necesitaría una política monetaria mucho más expansiva para revertir un posible estancamiento de la baja inflación.
Reuters
04 febrero 2016 9:6 Última actualización 04 febrero 2016 9:13
Mario Draghi

(Bloomberg)

FRÁNCFORT.- El riesgo de actuar demasiado tarde ante la extremadamente baja inflación es mayor que actuar demasiado pronto, refirió el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, sugiriendo que podría necesitarse más alivio de política monetaria.

Adoptar una posición de espera a causa de la caída del precio del petróleo y dejar que la baja inflación se estanque erosionaría las expectativas de largo plazo y la confianza en el banco central, lo que llevaría a una presión más débil en los precios, aseveró Draghi en una conferencia en el Bundesbank, el banco central alemán.

"Si eso ocurriese, necesitaríamos una política monetaria mucho más expansiva para revertirlo", dijo Draghi. "Visto desde esa perspectiva, los riesgos de actuar demasiado tarde sobrepasan los riesgos de actuar demasiado pronto", añadió.


El BCE ha creado expectativas de una mayor flexibilización en marzo y los inversores ya dan por descontado un recorte de la tasa de depósitos y posibles ajustes al programa de expansión cuantitativa de 1.5 billones de euros del banco.

Los objetivos de inflación del BCE están justo por debajo del 2 por ciento, pero no han alcanzado esa meta en los últimos tres años y es improbable que se consiga durante años dados los bajos precios del petróleo, el débil crecimiento económico, el bajo crédito y la modesta subida de los salarios en la zona euro.

"Si no nos rendimos ante la baja inflación -y ciertamente no lo vamos a hacer- en situación estable volverá a niveles consistentes con nuestro objetivo", comentó Draghi.

El jefe del BCE también descartó las insinuaciones de que la entidad se había quedado sin herramientas y dijo que el banco necesita aceptar el riesgo utilizando las medidas menos convencionales.

"No puede haber duda de que si necesitamos adoptar una política más expansiva, el riesgo a efectos secundarios no se interpondrá en nuestro camino", dijo Draghi. "Siempre intentamos limitar las distorsiones causadas por nuestras medidas, pero tiene prioridad el objetivo de estabilidad de precios", apuntó.

: