Economía

EPN propone reforma constitucional para dar autonomía a las Juntas de Conciliación

El presidente Enrique Peña envío al Congreso de ocho iniciativas de reforma constitucional y cuatro legales que buscan dar autonomía a las Juntas de Conciliación y Arbitraje y realizar una reforma legal a la Ley Federal del Trabajo.
Zenyazen Flores
28 abril 2016 16:9 Última actualización 28 abril 2016 16:26
Peña durante la firma de la iniciativa. (Cortesía)

Peña durante la firma de la iniciativa. (Cortesía)

El presidente Enrique Peña Nieto propuso dos reformas en materia laboral para cambiar estructuralmente el modelo de justicia, la primera es una reforma constitucional para dar autonomía a las Juntas de Conciliación y Arbitraje y la segunda es una reforma legal a la Ley Federal del Trabajo (LFT) para diversos procedimientos.

"(Proponemos) un cambio estructural a nuestro modelo de justicia laboral para proteger los derechos de los trabajadores de mejor manera", dijo durante un evento Justicia Cotidiana en Palacio Nacional para anunciar el envío al Congreso de ocho iniciativas de reforma constitucional y cuatro legales para mejorar la impartición de justicia.

Las ocho iniciativas surgieron de los resultados de los foros de Justicia Cotidiana, y en el ámbito laboral se plantea revisar el actual modelo de operación de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, es decir, estructura tripartita y eventual incorporación a los poderes judiciales.


"Proponemos la creación de modernas instancias de conciliación para que los conflictos se resuelvan de forma amigable y además se propone que la justicia laboral sea responsabilidad de poderes judiciales independientes", señaló Peña Nieto.

Al término del evento, el presidente de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA), Alberto Zorrilla, indicó en entrevista que para innovar el sistema de las Juntas se tiene que reformar la Constitución para dar autonomía a esos tribunales, "que las Juntas sean órganos autónomos y que puedan mejorar el servicio, el Artículo 123 es el que será modificado porque es el que regula".

Cuestionado sobre cómo se plantea en la reforma la transformación del modelo de justicia laboral y la autonomía de las Juntas, dijo que el cambio va a llevar tiempo ya que las modificaciones son estructurales.

Sobre si la reforma implica la desaparición del tripartismo en las Juntas (gobierno, patrones y sindicatos), consideró que si se trata de evolucionar "hay que hacerlo, sin embargo, no pienso que sea para todos los asuntos".

Zorrilla aseguró que en el caso de la reforma legal a la LFT, los cambios que se proponen es para procedimientos, "no tocamos derechos de trabajadores ni de sindicatos ni de patrones, se trata de hacer más ágiles los procedimientos".

: