Economía

EPN envía leyes secundarias energéticas
a legisladores

Son en total 21 leyes agrupadas en 9 bloques, de las cuales, 8 son nuevas leyes y 13 son leyes actuales que requieren modificaciones, explicó el Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell.
Redacción
30 abril 2014 10:41 Última actualización 30 abril 2014 10:42
PEMEX

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Enrique Peña Nieto envió la mañana de este miércoles al Senado el paquete de iniciativas de leyes secundarias en materia energética, con el señalamiento de que las leyes en materia fiscal sean enviadas a la Cámara de Diputados como cámara de origen, explicó Luis Videgaray, Secretario de Hacienda.

Son en total 21 leyes agrupadas en 9 bloques, de las cuales, 8 son nuevas leyes y 13 son leyes actuales que requieren modificaciones, explicó el Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell. 

Entre los principios recortes de las iniciativas está el que se reafirma el principio constitucional de la propiedad de los hidrocarburos en el subsuelo de la Nación y la libre concurrencia y competencia entre empresas del estado y particulares en todas las actividades del sector, en beneficio de los consumidores.

"La única excepción es la venta al público de gasolinas", detalló el funcionario, pues la apertura se hará gradualmente, conforme se construya la infraestructura requerida y se den las condiciones de competencia.

También contempla el fortalecimiento de empresas públicas y órganos reguladores, con énfasis en la transparencia y la rendición de cuentas, la protección al medio ambiente y el fomento de las energías limpias, dijo el titular de Sener.

En cuanto a los contratos, todos serán adjudicados por licitación pública y el criterio será para el que ofrezca las mejores condiciones económicas al estado mexicano.

Todas las rondas serán publicas y transmitidas en tiempo real en internet, ​contendrán cláusulas de transparencia y las empresas deberán hacer públicos los costos en los que han incurrido, así como los pagos que reciban del Estado, que a su vez deberá hacer públicos los recursos que reciba el estado por hidrocarburos.

Entre las causantes para rescisión de contratos estarán el incumplimiento de planes presentados, dar información falsa a autoridades, no realizar los pagos convenidos, daños a personas o al medio ambiente y desacato a resoluciones del Poder Judicial.

Si se trata de un yacimiento transfronterizo, Pemex deberá tener participación de al menos 20 por ciento en el proyecto, aunque no será necesario que participe como operador, pero sí como socio.