Economía

Entidades tienen baja protección contra desastres naturales: AXA

La aseguradora destaca que en el país alrededor de 37 por ciento de la población vive en zonas expuestas a sismos y solo 14 entidades federativas tienen mapas de riesgos.
Yuridia Torres
09 diciembre 2014 13:44 Última actualización 09 diciembre 2014 13:44
 [La realización del potencial del sector de seguros podría mejorar la calificación de México en 48%: Axa / Bloomberg / Archivo] 

[La realización del potencial del sector de seguros podría mejorar la calificación de México en 48%: Axa / Bloomberg / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.- La infraestructura estatal y privada del país carece de esquemas de aseguramiento que los protejan de los desastres que provocan sismos y huracanes, a pesar de que México es uno de los países más expuestos a este tipo de fenómenos naturales, afirmó Hugo Martínez McNaught, director de Relaciones Gubernamentales de AXA Seguros.

En conferencia de prensa, el directivo de una de las aseguradoras más grandes que operan en México, destacó que en el país 37 millones de personas habitan en zonas expuestas a sismos, cantidad que representa alrededor de 37 por ciento de la población.

México tiene una baja penetración de seguros en términos de daños, lo cual provoca que al enfrentar un desastres natural, la recuperación sea más lenta”, explicó Hugo Martínez.


Ante medios de comunicación destacó que hoy en día son pocos los estados que tienen mapas de riesgos completos.

“Sólo 14 entidades federativas tienen mapas de riesgos pero estos no cubren terremotos, huracanes e inundaciones; no identifican las zonas de riesgos en esos estados, en qué grado están expuestos a esos tres tipos de fenómenos naturales”, resaltó el directivo de AXA.

Comentó que aunque México tiene instrumentos importantes de transferencia de riesgos, como lo es el bono catastrófico, el seguro catastrófico y el Fondo de Desastres Naturales, estos únicamente cubren la infraestructura federal y no la de las entidades federativas y municipios.

Añadió que el país tiene que implementar programas de prevención, de no hacerlo para 2050 los costos de los desastres que provoquen los fenómenos naturales se duplicará.

"Del 2001 al 2010 el costo promedio anual por desastres fue 30 veces mayor en comparación con la década de 1980”, destacó Hugo Martínez.