Economía

Endurecer políticas de financiamiento a partidos, clave para democracia: OCDE

En su primer informe sobre financiamiento político, el organismo destaca que algunas naciones desarrolladas no están cumpliendo con la normativa de financiamiento y donaciones y están dejando lagunas que pueden ser aprovechados por intereses privados.
Leticia Hernández Morón
04 febrero 2016 19:13 Última actualización 04 febrero 2016 19:52
Logos de partidos

Logos de partidos

Muchos países desarrollados no están cumpliendo plenamente con la normativa sobre financiamiento y donaciones de campañas de los partidos políticos o están dejando lagunas que pueden ser aprovechados por grupos de intereses privados, según revela el primer informe de la OCDE sobre el tema de financiamiento político.

En su reporte “Financiando a la democracia: Financiamiento a Partidos Políticos y Campañas Electorales y el Riesgo de la Captura Política”, señala que los donantes privados frecuentemente utilizan créditos, cuotas de socios y financiamiento de terceros para eludir los límites de gastos o para ocultar las donaciones.

Apretar la regulación y la aplicación de sanciones más rigurosas ayudarían a restaurar la confianza del público en un momento en el que los votantes en las economías avanzadas están mostrando desilusión por los partidos políticos y temen que los procesos democráticos puedan ser capturados por grupos de intereses privados.

“La formulación de políticas no debe estar a la venta del mejor postor. Cuando la política se ve influenciada por los donantes ricos, las reglas se doblan a favor de unos pocos y en contra de los intereses de la mayoría. Mantener los estándares rigurosos en el financiamiento político es una parte clave de nuestra batalla para reducir la desigualdad y restaurar la confianza en la democracia", dijo el secretario general de la OCDE, Angel Gurría.

Mientras que 17 de los 34 países de la OCDE prohíben las donaciones anónimas a los partidos políticos, 13 solamente prohíben su participación por encima de ciertos umbrales y cuatro las permiten.

Incluso cuando las donaciones no son anónimas, los países tienen normas diferentes sobre la revelación de la identidad del donante. En nueve países de la OCDE los partidos políticos están obligados a revelar públicamente la identidad de los donantes, mientras que en los otros 25 países miembros lo hacen sobre una base acorde.

Sólo 16 países de la OCDE tienen límites de gastos de campaña para ambos (partidos y candidatos). Mientras que tales límites pueden impedir una carrera de gasto, retadores que por lo general necesitan más fondos para desbancar a un titular pueden estar en desventaja en las otras 18 naciones.

Por último, la falta de independencia o autoridad legal entre algunas instituciones de control deja a grandes donantes en capacidad de recibir favores tales como recortes de impuestos, subsidios estatales, el acceso preferente a los préstamos públicos y contratos de adquisición.