Economía

Endeudamiento del sector privado con el exterior crece explosivamente

01 febrero 2014 7:34 Última actualización 25 noviembre 2013 15:55

[Hasta el último momento tratan de aprovechar las bajas tasas de interés y la liquidez dominante. / Bloomberg]  


 
 
 
 
Esteban Rojas H.
 
 
 
El endeudamiento neto con el exterior del sector privado mexicano experimentó un extraordinario incremento de 21 mil 389 millones de dólares en el periodo comprendido entre enero y septiembre del 2013, lo que contrasta fuertemente con los mil 777 millones reportados en el mismo periodo del año anterior, de acuerdo con cifras publicadas por el Banco de México.
 
El fuerte financiamiento externo, adquirido por parte del sector privado, obedece a la combinación de dos factores: el primero, a la apertura de la llave del crédito de la banca internacional, lo que permitió acceder a recursos por un monto de 10 mil 567 millones de dólares y, en segundo, por la entrada de 10 mil 823 millones proveniente de la colocación de valores de deuda en el exterior en el periodo de referencia.
 
 
Con base en la evolución observada hasta septiembre, es probable que el financiamiento externo al sector privado alcance un cifra histórica der alrededor de 100 mil millones de dólares al finalizar el presente año, superando ampliamente al registrado por el gobierno federal.
 
El aprovechamiento de las bajas tasas de interés y de la liquidez generada por la política expansiva de los principales bancos centrales de naciones desarrolladas, ha permitido acceder al sector privado en México a financiamiento en condiciones excepcionalmente favorables.
 
Sin embargo, es probable que próximamente empiecen a cambiar los vientos. De ser así, se planteará el desafió de tener que sustituir a dichos recursos con fuentes de financiamiento interno. En algunos casos esto podría ser posible, pero quizá no se logre evitar ciertos cuellos de botella que provoquen un encarecimiento del costo del dinero.
 
El comportamiento del crédito externo al sector privado proveniente de la banca internacional sobrepaso ampliamente al dinamismo mostrado por el proveniente de la banca que opera en nuestro país, el cual reportó un aumento de solamente 7 por ciento anual en términos reales en el lapso de enero a septiembre del presente año.
 
En contraste a lo ocurrido en el sector privado, el sector público ha sido más conservador en materia de contratación de deuda externa. En el periodo de referencia, este tipo de financiamiento ascendió a solamente a 3 mil 857 millones de dólares, proveniente tanto de la contratación de créditos con la banca internacional, como de la colocación de valores de deuda en el extranjero.
 
En tanto que el financiamiento bancario interno al sector público se desplomó 12.7 por ciento una veces descontadas la inflación.
 
En conjunto, considerando el financiamiento externo del sector privado y del público, la deuda externa de México creció en 25 mil 246 millones de dólares durante el periodo comprendido entre enero y septiembre 2013, monto que representa un aumento de 213 por ciento con respecto a igual lapso del año anterior.
 
La velocidad del crecimiento de la deuda externa es insostenible y debe presionar para acelerar los trabajos de la reforma financiera, con el propósito de ayudar a sustituir a los recursos externos por los generados en el país. Ese es uno de los grandes retos a enfrentar.