Economía

En un mundo de abundancia, de pronto hay un metal difícil de encontrar

Desde África hasta Irlanda, las minas que llevan décadas produciendo zinc se han agotado, sin embargo en las últimas semanas ha aumentado 8% luego de ocho meses de declinación.
Bloomberg
10 abril 2015 18:6 Última actualización 11 abril 2015 5:10
mina metales minería

mina metales minería (Bloomberg)

En las remotas mesetas calcáreas del norte de Australia, los propietarios de una enorme mina de zinc han empezado a preparar la transición para volver a dedicarse a las tierras de pastoreo.

Para la compañía minera, la china MMG, es un revés, dado que reemplazar la mina agotada –responsable del 4 por ciento de la producción mundial de zinc- por una nueva fuente del metal resulta esquivo. Para los inversores en materias primas que se han habituado a la emergencia de sobreofertas que desencadenan el derrumbe de todo, desde el cobre hasta el maíz, es una ventaja.

A diferencia de otras materias primas, el zinc se recupera y ha aumentado 8 por ciento en las tres últimas semanas luego de ocho meses de declinación.


El motivo es, en buena medida, que el destino de la mina de MMG destaca una creciente nueva tendencia del mercado de zinc. Desde África hasta Irlanda, las minas que llevan décadas produciendo el metal se han agotado. Morgan Stanley estima que para 2017 saldrán de producción más de 1.2 millones de toneladas de la oferta anual, más de lo que usan los Estados Unidos en todo un año.

“Todo pasa por la oferta”, dijo en entrevista telefónica Clive Burstow, un administrador de inversión en Londres de Baring Asset Management, que gestiona 44 mil millones de dólares. “Las grandes minas dejarán de producir este año y no hay una oferta de magnitud suficiente para reemplazarlas, de modo que el mercado será cada vez más deficitario”.

La menor oferta lleva a bancos como BNP Paribas y Goldman Sachs Group Inc. a pronosticar que aumentarán los precios del metal utilizado en autopartes de acero, tuberías metálicas y pantallas solares. La demanda superó la producción en la mayor proporción en nueve años en 2014 y el déficit llegará casi a duplicarse el año próximo, según datos del Grupo Internacional de Estudios de Plomo y Zinc y de Bloomberg Intelligence.

AUMENTO DE PRECIOS

El reciente aumento del zinc llevó a precios un 7,5 por ciento más altos en los últimos 12 meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por la sigla en inglés), a dos mil 174 dólares por tonelada. Se trata del único incremento entre los seis principales metales negociados en la LME. El Subíndice de Metales Industriales de Bloomberg bajó 15 por ciento en los nueves meses hasta marzo y cayó 9.3 por ciento en el último año, mientras que el Índice Bloomberg Commodity, que comprende 22 materias primas, declinó 27 por ciento.

Los precios subirán a dos mil 397 dólares para fin de año, según el promedio de las estimaciones de una encuesta de Bloomberg entre nueve operadores y analistas. Goldman pronostica dos mil 500 dólares en 12 meses, y BNP Paribas estima un promedio de dos mil 850 dólares en 2016.

La oferta mundial de zinc refinado quedó el año pasado 310 mil toneladas por debajo de la demanda, la mayor cantidad desde 2005, indican datos del Grupo Internacional de Estudios de Plomo y Zinc. La brecha podría crecer a 1.98 millones de toneladas para 2017, según un informe del mes pasado de los analistas de Bloomberg Intelligence Kenneth Hoffman y Sean Gilmartin.