Economía

En un mundo con demasiado crudo, los monstruos de acero mandan

Si bien los precios petroleros cayeron 34 por ciento en 2015, el viento sopla a favor de los bancos cisterna, cuyas ganancias promedio para estos transportistas saltaron a 67 mil 366 dólares por día, el máximo desde al menos 2009.
Bloomberg
30 diciembre 2015 11:30 Última actualización 30 diciembre 2015 20:54
Buque petrolero en las costas de California. (Foto: Bloomberg)

Buque petrolero en las costas de California. (Foto: Bloomberg)

La crisis petrolera más destructiva en una generación le está dando a los dueños de barcos cisterna miles de millones de dólares inesperados.

Con el abandono de los límites de producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo para obtener participación de mercado, los petroleros que llegan a cargar 2 millones de barriles por viaje están en demanda para transportar crudo desde el Medio Oriente hasta Asia y América del Norte. Si bien los precios petroleros cayeron 34 por ciento en 2015, las ganancias promedio para estos transportistas saltaron a 67 mil 366 dólares por día, el máximo desde al menos 2009, según Clarkson Plc, el mayor bróker de buques cisterna del mundo.

“El viento sopla a nuestro favor en estos momentos”, dijo Nikolas Tsakos, el máximo responsable de Tsakos Energy Navigation Ltd., durante una entrevista en las oficinas de Bloomberg en Nueva York, y añadió que es probable que la caída de los precios del petróleo estimule la demanda y los cargamentos el próximo año.


Analistas de barcos cisterna predicen que el boom persistirá por varias de las mismas razones por las que los pronosticadores de precios de petróleo son pesimistas. La OPEP no muestra señales de revertir su estrategia de mercado, e Irán ha definido planes para acelerar sus exportaciones apenas sean levantadas las sanciones económicas contra el país. Al mismo tiempo, Estados Unidos ha derogado el límite que mantuvo durante cuatro décadas a sus exportaciones. Con inventarios en tierra cerca de niveles récord, esto podría significar que en el futuro más barriles serán almacenados en barcos, aumentando aún más los beneficios, dijo Tsakos.

PRINCIPALES OPERADORES

Los mayores operadores de buques que manejan envíos desde Europa son Euronav NV, con sede en Amberes, Bélgica; DHT Holdings Inc.,
Frontline Management AS, que maneja la flota de petroleros del multimillonario nacido en Noruega John Fredriksen, y Tsakos Energy en Grecia. Todas han visto crecer sus acciones este año, mientras la mayoría de los productores de energía han caído.

“Nos estamos beneficiando de lo que actualmente es un ambiente desafiante para el sector de energía”, dijo Svein Moxnes Harfjeld, codirector ejecutivo de DHT, a través de un correo electrónico. “Esperamos que 2016 sea un año provechoso”.

Tsakos, cuya compañía ganó 4.3 por ciento en operaciones en Nueva York este año, dijo que el incremento debería haber sido más alto, dado que “el negocio subyacente lo está haciendo muy bien”. Con demasiada frecuencia, en la mente de los inversores los barcos cisterna son agrupados con otros servicios del sector petrolero, dijo.

“Los inversores miran los buques como un servicio petrolero, que es lo que somos”, dijo Tsakos. “Pero creo que muy pocos se han dado cuenta de que somos el único servicio petrolero afectado positivamente por la caída de los precios. Espero que esto se reconozca en el nuevo año, y que los precios de nuestras acciones se muevan en la dirección correcta”.

BENEFICIOS DUPLICADOS


Aunque se pronostica que las tarifas caerán en 2016, los buques seguirán ganando 46 mil 400 dólares al día, el segundo mejor año desde 2009, de acuerdo a la mediana de seis analistas encuestados por Bloomberg y de la data histórica de Clarkson. El promedio por transportista es de unos 332 metros de largo, según muestran los datos de IHS. Las ganancias de los transportistas serán más del doble este año, de acuerdo a estimaciones de analistas recopiladas por Bloomberg. Las tarifas extra podrían representar más de 5 mil millones de dólares en ingresos adicionales si se aplican a toda la flota.

“Un escenario de precios de petróleo bajos en 2016 podría llevar a un auge de los beneficios de los buques de una magnitud comparable a la de 2007-2008”, dijo Tim Smith, analista senior en Maritime Strategies International, en un reporte.

: