Economía

En TLCAN cuentan los números, no los comentarios: ministro de Comercio de Canadá

Francois-Philippe Champagne aseguró que lo más importante en la negociación es el diálogo con los participantes, ya que de eso depende el acuerdo comercial no de las declaraciones de Donald Trump.
Notimex
29 agosto 2017 13:10 Última actualización 29 agosto 2017 13:11
tlcan

tlcan

El ministro de Comercio Internacional de Canadá, Francois-Philippe Champagne, urgió a mantener la calma frente a las declaraciones de la administración de Donald Trump de una posible salida del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) porque al final lo que cuentan son los números, no los comentarios.

Al hablar ante miembros de la Cámara de Comercio de Columbia Británica, el ministro los exhortó a “no reaccionar ante cada comentario, noticia o declaración”.

Este fin de semana, el presidente Trump volvió a criticar el acuerdo trilateral de 23 años entre México, Canadá y EU, dudando del avance en las renegociaciones –que apenas cumplieron una de siete rondas—y advirtiendo una posible salida.

El ministro Champagne aclaró a los empresarios e inversionistas canadienses que al final de cuentas “cada que me siento con mis contrapartes, como el secretario de Comercio estadounidense, Robert Lighthizer, yo veo los números, no los comentarios porque los números hablan por sí mismos”.

Canadá, cuyo 70 por ciento de exportaciones van a EU, ha insistido en los estrechos lazos comerciales con su vecino del sur, no sólo como destino de sus exportaciones, sino como “cliente número uno” de 35 estados de la Unión Americana.

“Nueve millones de empleos en Estados Unidos dependen del comercio y las inversiones con Canadá y nosotros somos el cliente número uno para la mayoría de los estados (de Estados Unidos) y estamos entre los primero tres de 48 estados”, ha recalcado la ministra de Asuntos Globales, Chrystia Freeland, cabeza de la delegación canadiense que irá a México este viernes para la segunda ronda.

La primera ronda concluyó sin muchos avances, ya que Canadá quiere mantener el Capítulo 19 de resolución de controversias, mismo que la administración Trump desea cancelar y sustituir por cortes estadunidenses.

La postura estadunidense de “Compre Americano” ha sido otro factor de desacuerdo trilateral, sobre todo en el sector de manufactura automotriz.

Además, Estados Unidos ha criticado duramente el sistema canadiense de gestión de suministro (supply management) en la producción de leche, huevos y aves de corral, mismo que Ottawa defiende.

En la renegociación del TLCAN Canadá busca mejores estándares laborales, insertar el compromiso ambiental, mantener el Capítulo 19, reducir las cuotas fronterizas, un mercado más libre para la contratación pública, facilitar el movimiento laboral de profesionales, incluir la revolución tecnológica y crear un capítulo de género y otro de indígenas.