Economía

En riesgo, la calificación crediticia tripe A del DF, según especialistas

Al convertirse en el estado número 32 del país, al Distrito Federal se le encarecería su deuda, según especialistas, pues en la actualidad es responsabilidad del gobierno federal.
Dainzú Patiño
29 diciembre 2014 21:47 Última actualización 30 diciembre 2014 4:55
dinero  Bloomberg

Los gobiernos municipales deben disponer de una partida presupuestal expresamente dedicada al pago de obligaciones laborales, indicó el Tribunal de Conciliación y Arbitraje. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Al convertirse en un estado, el Distrito Federal (DF) corre el riesgo de perder su calificación crediticia triple A, en vista de que su deuda se encarecería tras obtener su independencia, pues en la actualidad ésta es responsabilidad del gobierno federal.

Además, la libertad que busca el DF para manejar su presupuesto hacia arriba o hacia abajo, al convertirse en un estado, se vería mermada por la reforma constitucional en materia de disciplina financiera de los estados y municipios, señalaron expertos consultados por El Financiero.

“Si la deuda no fuera del gobierno federal, el DF no tendría calificación triple A, la deuda se le va encarecer en el momento que le den la independencia, se tendrían más costos”, señaló Flavia Rodríguez, directora de Aregional.

A la fecha, la calificadora Moody´s mantiene su calificación AAA (A3), de entre 24 entidades que revisa, el DF es la de mayor calificación y con perspectiva estable. También la calificación otorgada por Fitch Ratings es AAA (mex) y con perspectiva crediticia estable. De acuerdo con Fitch, la calificación se sustenta en que la deuda del DF es una obligación del gobierno federal. También se basa en su solidez recaudatoria.

“Uno de los problemas que tiene el DF, es que el Congreso de la Unión aprueba el tope de su deuda. Lo que ha contribuido a que esté más controlada, y no haya grandes problemas con las finanzas públicas.

Pero quieren esa independencia presupuestal para el manejo de la deuda, se busca financiar gastos de inversión con endeudamientos. Es de los cambios trascendentes”, explicó Rodríguez.

Sin embargo, el objetivo de tener mayor independencia se vería afectado por la reforma en materia de disciplina financiera para estados y municipios, misma que estipula mayor control por parte del gobierno federal para el manejo de deuda, a través de la creación de una comisión bicamaral, consideró.