Economía

En papel, proyectos de la primera subasta eléctrica

Empresas como Engie o Iberdrola, que ganaron contratos en la primera subasta eléctrica del país, señalaron que sus proyectos están en la etapa de completar los trámites, y coincidieron en descartar retraso en el inicio de sus proyectos.
Sergio Meana
28 marzo 2017 23:49 Última actualización 29 marzo 2017 5:5
electricidad

En marzo de 2016 un total de 11 empresas ganaron 18 contratos para satisfacer parte de la demanda de la eléctrica nacional. (Bloomberg)

A un año de la primera subasta eléctrica, en la que se asignaron por primera vez a privados por esta vía contratos para suministrar energía a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), los proyectos aún no han sido construidos, aunque los ganadores descartan retrasos.

Fernando Tovar, director de Engie, quien ganó tres contratos, afirmó que sus proyectos están terminando los trámites para iniciar la construcción.

“Los tres proyectos están en vías de construcción o de permisología para arrancar la construcción, pero todos van en buen camino, el que va más avanzado probablemente es el eólico en Tamaulipas pero ahorita no estamos previendo problemas ni por interacciones sociales o permisología, todo marcha bien para el desarrollo de esos proyectos”, dijo.

Enrique Alba, director general de Iberdrola en México, puntualizó en el mismo sentido que la tramitología se está llevando a cabo y no prevén de momento ningún atraso a la fecha de operación comercial.


“Estamos ya en fase de procura y acopia de los equipos principales, los aerogeneradores y los paneles fotovoltaicos y el desarrollo de la permisología también se está desarrollando con toda normalidad, por lo tanto en el caso de Iberdrola no tenemos ningún impacto para cumplir las fechas de operación comercial”, afirmó.

Al respecto, Héctor Garza, socio del despacho Rich Muller y miembro de la Asociación Mexicana de Derecho Energético (AMDE), indicó que la región en la que podrían existir riesgos es en Yucatán porque en este estado la Sener determinó que es necesario realizar una consulta indígena libre e informada en todos los proyectos.

“Ahí sí van a llevarse a cabo consultas indígenas, pero eso no es problema ni de los desarrolladores ni del gobierno y el sector empresarial no está dispuesto a acelerar sus tiempos por saltar las consultas que además son un derecho humano”, dijo Garza.

Cabe recordar que el 29 de marzo del 2016 un total de 11 empresas ganaron 18 contratos para satisfacer parte de la demanda de la eléctrica nacional con las que se esperan inversiones de 80 mil millones de pesos.