Economía
entrevista
Francisco Funtanet Mange, presidente de la Concamin

“En México ya se encuentran las bases sólidas para una política industrial”

En México ya se puede hablar de una política industrial, afirmó Francisco Funtanet, quien apuntó que no se puede definir por completo hasta que las reformas estructurales no estén debidamente aterrizadas.
Isabel Becerril
09 marzo 2015 23:23 Última actualización 10 marzo 2015 5:5
Francisco Funtanet

México no atraviesa el momento indicado para generar estímulos económicos, indicó el presidente de la Concamin. (Eladio Ortiz)

En dos décadas México puede convertirse en un país de primer mundo, siempre y cuando se dé celeridad a la implementación de las reformas estructurales y se den las grandes transformaciones que se esperan en los sectores de telecomunicaciones, competencia económica, energía y educación, entre otros, asegura Francisco Funtanet Mange.

A unos días de concluir su periodo de tres años al frente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), dice estar en desacuerdo en que algunos dirigentes del sector privado pidan incentivos fiscales o cambios hacendarios.

Desde su perspectiva, este no es el momento más adecuado para que en México se generen estímulos, porque la situación de la economía se presenta difícil ante la caída de los precios del petróleo y además de que algunos de nuestros socios comerciales como la Unión Europea no andan bien.

Señala que el gobierno puede ayudar a los sectores productivos creando mecanismos para volverlos más competitivos y que sus negocios puedan prosperar de mejor manera, al citar los casos de la industria del calzado y la cadena texil-confección que les hicieron un programa a su medida para protegerlos contra las prácticas desleales de comercio.

Dice que sin la aprobación de la reforma hacendaria no sería posible concebir finanzas públicas sanas y en marcha, que en su momento molestó a muchos, porque a nadie le gusta pagar más, pero hoy en retrospectiva lo que se observa es que el nuevo marco fiscal abona mucho a una despetrolización de la economía nacional.

___ Desde su óptica, ¿cuáles son los retos y desafíos que se le presentan al país para el corto y mediano plazo?
___ México es una de las economías más importantes del mundo, aunque al interior se tienen desafíos y el que sigue es la reestructuración a profundidad de los sistemas de salud y de pensiones, así como el ampliar la base de contribuyentes cada vez más, en llegar un punto en donde seamos todos los mexicanos que cumplan con sus obligaciones fiscales.

También se tienen como desafíos la consolidación de la reindustrialización del país y depender cada vez menos de los ingresos derivados del petróleo, porque ésta es una variable que como mexicanos no podemos controlar, porque se rige conforme a los precios internacionales.

Otro reto, es el contar con un México donde prevalezca y se fortalezca cada vez más el Estado de Derecho y esa es tarea no sólo para el gobierno, también para la ciudadanía, lograr que en los estados y municipios disminuya la corrupción.

___ Y la política industrial de la que tanto habló, ¿ya la tiene México o es uno de los pendientes?
___ Sí, dentro de las reformas y otros ordenamientos legales que se modificaron ya se habla de una política industrial y hay que dejar claro que ésta no es un documento, ni un libro como tal, además de que ésta no se puede terminar hasta que no estén perfectamente concluidas las reformas; creo que en México ya se cuentan con las bases sólidas para contar con este mecanismo, además ya están en el lenguaje oficial del gobierno.

Hoy los industriales vamos con una visión compartida con el gobierno, para generar una política industrial adecuada a cada región del país.

___ ¿En qué tiempo empezarán a palparse claramente los beneficios de las reformas?
___ El descenso de las reformas todavía no se percibe en la ciudadanía, pero todas y cada una de éstas están siendo aterrizadas con una celeridad que no se esperaba; en los últimos seis meses se ha avanzado mucho en la implementación de éstas, a diferencia de otros países que se han tardado cinco años.

Lo que siento es que son reformas que abren nuevos horizontes a la iniciativa privada y a la economía nacional; además que hoy se tiene un México más competitivo que hace tres años.

___ Ya se tienen las principales reformas estructurales y algunas ya están rindiendo sus primeros frutos de acuerdo al gobierno, que asegura que ya están bajando las tarifas eléctricas, ¿esto es cierto, la industria ya palpa esa reducción?
___ Yo hice un sondeo rápidamente entre los industriales y aseguran que ya empiezan a sentirse importantísimos ahorros no sólo en el pago de luz, también en las llamadas de larga distancia, esto derivado de las reformas energética y de telecomunicaciones.

Los cambios estructurales empiezan a dar frutos, no es un tema de una varita mágica que arregla las cosas en un año ni en cinco, es algo gradual, pero las bases están sentadas.

___ Si bien las reformas laboral y educativa no estuvieron dentro del paquete de las que se aprobaron en los dos últimos años, sino que se dieron antes, ¿ya cuajaron?
___ Es muy diferente cuando se aprueba una reforma a lograr aterrizarla, lleva tiempo, además creo que éstas son bastante complejas, porque se tocan intereses y cuando se da esto, hay resistencias.

___ ¿Cuánto tiempo nos llevará la implementación de las reformas educativa y laboral y en qué lapso empezarán a palparse sus frutos?
___ En un par de años deben estar perfectamente aterrizadas y empezarán a arrojar resultados casi de manera inmediata, aunque esto no quiere decir que no se vayan a observar avances antes, porque su aplicación es de manera gradual.

___ ¿En que cambió el país en estos tres años?
___ Bueno, las reformas cambiaron por sí mismas a la nación. Hace tres años se tenía un México con escenarios; uno, el que si no se aprobaban los cambios estructurales, este iba seguir en la inercia e inclusive con el riesgo de regresar a las crisis recurrentes y el otro, que fue el que se decidió tomar con la aprobación de las reformas y que ahora nos dan la posibilidad de convertirnos en un país de primer mundo.

No hay que perder de vista que México está de moda en el mundo, a pesar de que ha registrado tristes episodios, como el caso de Ayotzinapa, donde la autoridad actuó en consecuencia y que hoy es un caso aclarado, en donde no se puede sacar agua de las piedras, lo importante es prevenir que este tipo de hechos no se vuelvan a repetir.
El problema de la inseguridad que se vive en el país, tiene que ver con el tejido social que lleva décadas descomponiéndose y también es un punto que no se arregla de un día para otro.

___ ¿De qué se enorgullece estos tres años que estuvo al frente de la Concamin?
___ De que se logró que el gobierno ya no llevara a cabo la disminución arancelaria unilateral; se revirtieron las alertas criticas por el desabasto de gas, este fue el primer problema que me reventó a la semana de mi llegada a la Confederación, también se frenó la construcción del proyecto Dragon Mart, que hubiera sido de enorme prejuicio para la planta productiva nacional.

Otros éxitos, fueron conseguir que la Confederación volviera a ser órgano de consulta obligatorio para el estado, así como el hacer que después de dos años de negociaciones se firmara un convenio de prácticas comerciales con dientes.

Los industriales vamos con una visión compartida con el gobierno, para generar una política industrial adecuada a cada región