Economía

En México hay 11.7 millones de menores con pobreza alimentaria

12 febrero 2014 5:8 Última actualización 24 abril 2013 18:13

[Cuartoscuro]  3 de cada 4 infantes registran el problema, revela UNICEF.


 
Notimex

La pobreza alimentaria en México alcanzó a 11.7 millones de menores de edad, de acuerdo con un estudio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

En la presentación del informe "Pobreza y derechos sociales de niñas, niños y adolescentes en México, 2008-2010", la representante de UNICEF en México, Isabel Crowley, alertó que el mayor incremento de la pobreza alimentaria se dio entre la población infantil y adolescente.

En ese periodo, de 2008 a 2010, dicho indicador pasó de 25.7%, es decir 10.3 millones a 29.5%, alrededor de 11.7 millones de menores.

En el Senado de la República expuso que la falta de acceso a la alimentación debe ser un asunto prioritario de atender para el gobierno mexicano, porque los efectos de la desnutrición en los primeros años es irreversible.

El informe presentado a los legisladores indica que en 2010, 3 de cada 4 niñas, niños y adolescentes mexicanos, padecían alguna carencia social y uno de cada 4 presentaba t3 o más carencias sociales.

Es decir, 9.8% tenían carencia por rezago educativo, mientras que 29.8% no contaba con servicios básicos en la vivienda y 29.5%, padecía de alimentación.

El documento señala que la probabilidad de que una niña, niño o adolescente sea pobre, no presenta diferencias por sexo, pero es mayor para los grupos de menor edad, entre 0 y 5 años.

Por su parte, el secretario ejecutivo del Coneval, Gonzalo Hernández Licona, advirtió que la reducción de la pobreza infantil en México y de la población en su conjunto, requiere no sólo de políticas públicas sociales, sino de políticas económicas que aumenten el ingreso de los mexicanos.

Ambas políticas tienen que ir de la mano, porque de lo contrario será difícil observar una reducción de la pobreza en el futuro, apuntó y rechazó que la Cruzada Nacional contra el Hambre tenga un perfil electorero.

El funcionario refirió que en el informe de evaluación 2012 que se entregó al gobierno, se le hicieron recomendaciones para reducir la pobreza en los municipios.

Señaló que sería importante tomar en cuenta dos características esenciales, como localidades con altos porcentajes de población en pobreza extrema y con un alto volumen de población en pobreza extrema, puntos que -dijo- cumplen los 400 municipios donde se aplicará la cruzada.