Economía

En mercado lechero
hay ‘canibalismo’

El segmento de los lácteos en el país enfrenta un exceso de producción de más de dos millones de litros diarios, en parte generado por la introducción en el mercado de leche seca, la cual se hidrata y se vende como producto fresco, alertó el Consejo Nacional Agropecuario.
Isabel Becerril
20 mayo 2015 22:38 Última actualización 21 mayo 2015 5:5
Lecheros

El sector de lácteos en el país enfrenta una 'canibalización', señaló el Consejo Nacional Agropecuario. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Además de las distorsiones que ha generado el mercado internacional de los commodities, el sector agroalimentario sufre un fenómeno de “canibalización” entre productores de leche, que no beneficia a nadie y mucho menos al consumidor final, que no observa una baja en precios, afirmó Benjamín Grayeb Ruiz, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

Destacó que en la balanza agroalimentaria hay un saldo favorable, con exportaciones que crecieron 10 por ciento en 2014 y un dinamismo total en el campo de 3 por ciento, un punto arriba del Producto Interno Bruto (PIB).

Sin embargo, lamentó que en el segmento los lácteos el país arrastra un exceso de producción de más de 2 millones de litros diarios, por distorsiones que no operan en ningún lugar del planeta y que sólo se permiten en México.


Explicó que en el mercado se introduce leche deshidratada o seca, que luego se hidrata y se vende como producto fresco. Resaltó que la producción de leche arrastra un exceso y no hay más consumo a pesar de una baja en el precio, porque hay países como China que redujeron sus importaciones.

Asimismo, señaló que el precio de la carne ha subido al doble, mientras que la cotización del kilogramo de huevo no bajará más allá de los 24 pesos y ya no regresará al costo de 15 pesos, como se colocaba al consumidor final antes de los problemas que causó la gripe aviar.

En entrevista, Grayeb Ruiz se muestra optimista sobre el futuro, pues subrayó que este será un buen año para el campo, pues “llevamos dos años de buenas lluvias, lo que significa tener disponibilidad de alimentos”.

EQUILIBRIO ENTRE GRANOS Y CARNE
Grayeb admitió que se debe cuidar mucho el equilibrio entre el precio de los granos y la producción de cárnicos, pues a pesar de que los precios de los primeros están por debajo de lo que ocurrió en el pasado, el hato ganadero apenas se está repoblando. “Por eso tenemos que cuidar el balance de producción de granos y de carne, pues no conviene que esté muy caro ni tampoco muy barato”.

Prevé que el precio de la carne se estabilizará cuando el hato crezca nuevamente y para eso se han tomado las medidas con los programas de repoblación. “Los precios deberán regresar a niveles más bajos porque ya se empezó a ver la bonanza en el precio de la carne desde el año pasado, desde que los precios de los granos estaban bajos, que es su principal insumo”.