Economía

En EU, Hacienda no responde a llamadas
de contribuyentes

Debido al recorte de presupuesto que enfrenta el departamento fiscal de Estados Unidos, la oficina ha tenido que prescindir de personal, lo que generó que más de la mitad de los contribuyentes que llamaron al IRS buscando asesoría no pudieran obtenerla.
AP
22 abril 2015 18:15 Última actualización 22 abril 2015 18:15
IRS

El ISR en Estados Unidos también enfrenta un recorte en su presupuesto y personal. (Bloomberg)

WASHINGTON.- El sistema sobrecargado de la agencia recaudadora de impuestos IRS dejó de responder a más de 8 millones de llamadas de contribuyentes, ya que la agencia redujo sus servicios para ayudar a pagar la aplicación de la ley del seguro de salud del presidente Barack Obama.

En cuanto a los que pudieron comunicarse, apenas el 40 por ciento pudo hablar con una persona. Y muchos tuvieron que esperar con el teléfono en la mano durante más de 30 minutos, dijo el miércoles el comisionado del IRS, John Koskinen.

El número de llamadas desconectadas alcanzó un pico en momentos que la ley de salud impuso nuevos requisitos a los contribuyentes. El año pasado las llamadas sin respuesta sumaron 360 mil, dijo Koskinen.


Por primera vez, los contribuyentes tuvieron que informar en sus declaraciones fiscales si tuvieron seguro de salud el año pasado. Los que recibieron subsidios del gobierno tuvieron que aclarar si el monto era correcto. Las personas no aseguradas enfrentaban multas, cobradas por el IRS, si no reunían los requisitos para una exención.

Un nuevo informe de los republicanos en la Comisión de Medios y Arbitrios de la cámara baja criticó las prioridades del IRS en materia de gastos. Según el informe, el IRS desvió 134 millones de dólares del servicio a los clientes a otras áreas.

"Me parece que usted está perjudicando adrede a los contribuyentes", dijo la representante Kristi Noem a Koskinen en una audiencia el miércoles.

Koskinen dijo que esos fondos fueron usados en mejorar las computadoras utilizadas para la aplicación de la ley de salud, así como para una nueva ley que obliga a los bancos extranjeros a dar información sobre los tenedores de cuentas estadounidenses.

Dijo que los recortes presupuestarios aprobados por el Congreso no le dejaban alternativa. El presupuesto del IRS fue reducido en mil 200 millones de dólares desde 2010. En la actualidad es de 10 mil 900 millones de dólares.

"El servicio a los clientes, tanto por teléfono como en persona, ha sido mucho peor de lo que cualquiera desearía", dijo Koskinen a la subcomisión de supervisión de Medios y Arbitrios. "Se trata simplemente de no tener personal suficiente para atender los teléfonos y a la gente en nuestras oficinas debido a los recortes de nuestro presupuesto".