Economía

En duda, solución en tres meses en juicios laborales

Expertos señalan que pese a la desaparición de las juntas de conciliación, es poco probable que los juicios laborales en el país duren tres meses y no tres años.
Zenyazen Flores
25 diciembre 2016 20:37 Última actualización 26 diciembre 2016 5:0
 [JFCA busca dar certeza jurídica a las empresas / Arturo Monroy / El Financiero] 

[JFCA busca dar certeza jurídica a las empresas / Arturo Monroy / El Financiero]

La Secretaría del Trabajo estima que con la reforma laboral los juicios durarán tres meses en vez de tres años, al desaparecer las juntas de conciliación y arbitraje y que los asuntos laborales comiencen a ser tratados por juzgados del Poder Judicial.

Sin embargo, abogados consultados dudaron que los juicios vayan a durar tres meses, pues en otras materias como la civil o mercantil, que son tratados por el Poder Judicial, la evidencia arroja que no duran tal plazo.

Por ejemplo, en el Poder Judicial un juicio por divorcio puede durar hasta dos años.

Alejandro Avilés, experto laboral de la Facultad de Derecho de la UNAM y Jorge Sales Boyoli, socio fundador del bufete Sales Boyoli, consideraron que la desaparición de las juntas no tendrá un efecto inmediato en la menor duración de los juicios, pues ello dependerá de la parte procesal (pasos para resolver un juicio), del personal disponible y de la infraestructura donde vayan a estar los nuevos tribunales.

Avilés indicó que actualmente la duración de los juicios es larga por la carga de trabajo de las juntas, pero con la reforma al artículo 123 de la Constitución que desapareció las juntas, lo que hay es un “anhelo” para buscar que duren tres meses.

“Esos tres meses estarán sujetos a muchas cuestiones como pueden ser incidentes, faltas de notificación a los demandados y que por ahora únicamente se habla de la primera instancia, es decir del procedimiento que se lleve a cabo ante el juzgado de lo laboral, pero de ahí en adelante las partes pueden apelar todavía e incluso ampararse, lo que prolonga los juicios más de tres meses”, apuntó.

Sales Boyoli estimó que será en el mediano plazo cuando sean una realidad los juicios cortos, aunque por ello debe entenderse dos años o poco menos, mientras madura el nuevo sistema de justicia laboral.

“Considerando el año de implementación de la reforma constitucional, estaremos viendo la materialización de ésta a principios de 2018 y habrá un periodo de ajuste complejo por lo que al principio no se notará que los juicios se acorten pero en el mediano plazo hay posibilidades de que se reduzcan”, dijo.