Economía

En dos años, Edomex
baja cinco posiciones 
en competitividad

Debido a los bajos niveles obtenidos en áreas como seguridad, corrupción, empleo y transparencia, el gobierno del Estado de México descendió en dos años cinco posiciones en el Índice de Competitividad Estatal 2016.
Corresponsal Eulalio Victoria
03 diciembre 2016 10:27 Última actualización 03 diciembre 2016 10:40
ciudad satélite

(Cuartoscuro)

El Gobierno del Estado de México retrocedió en dos años cinco posiciones en el Índice de Competitividad Estatal 2016, estudio realizado por especialistas del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Este trabajo de investigación mide la capacidad de las entidades mexicanas para atraer y retener talento e inversiones, es decir, el desempeño de la administración mexiquense a cargo del gobernador Eruviel Ávila Villegas, es calificado como ineficaz en la mayoría de los cien rubros evaluados.

Este trabajo de investigación, que se publica cada dos años, revela que la entidad mexiquense y sus gobernantes enfrenta un severo problema en asignaturas como seguridad, corrupción, empleo y transparencia, entre otras, afirma Luis Mauricio Torres, uno de los creadores del estudio.


Sistema de derecho confiable; manejo sustentable del medio ambiente; sociedad incluyente, preparada y sana; sistema político estable y funcional; gobierno eficiente y eficaz; mercado de factores eficiente; economía estable; sectores precursores de clase mundial; aprovechamiento de las relaciones internacionales e innovación de los sectores económicos, son algunos de los temas de análisis que evalúa el IMCO.

Para hacer una comparación con otros estados, el texto detalla que la Ciudad de México, que es una de las entidades limítrofes con el Estado de México, fue ratificada en la primera posición del análisis económico.

“En el 2012 el Estado de México se ubicó en la posición número 16 de las 32 entidades que conforman al país, pero dos años después, diciembre 2014, su lugar es el número 21.

El ICE está compuesto por 100 indicadores categorizados en 10 subíndices que evalúan distintas dimensiones de la competitividad de los 32 estados del país, y es elaborado por 50 especialistas que evalúan tanto las capacidades estructurales como coyunturales de los estados.
De acuerdo al Índice de Competitividad Estatal 2016, los estados que se ubican en los primeros lugares en este rubro son la Ciudad de México, Aguascalientes, Nuevo León, Colima y Querétaro; los últimos: Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Veracruz.

“Un estado competitivo es aquel que consistentemente resulta atractivo para el talento y la inversión, lo que se traduce en mayor productividad y bienestar para sus habitantes”, apunta el documento.